Vara resalta que el número de inspecciones técnicas de vehículos aumentaron un 150 por ciento en la región desde 1992

ALMENDRALEJO (BADAJOZ), 26 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, resaltó que el número de inspecciones técnicas de vehículos aumentaron un 150 por ciento en la región desde el año 1992, pasando de 160.000 a 415.000.

El presidente, en la inauguración de la ITV de Almendralejo ubicada en la vereda Corona, hizo referencia al aumento del parque móvil en la región y que por ello la Administración ha querido "dar respuesta a los ciudadanos por sus quejas", debido a los tiempos de espera en la ITV.

Así Vara recordó que el plan de respuesta ofrecido como la cita previa, las ITV móviles o la construcción de nuevas para "acercar los servicios a los ciudadanos" y continuar así con su política de conseguir un "equilibrio entre los urbano y lo rural".

El presidente de la Junta visitó las instalaciones del edificio que se estructura en dos plantas con una zona de administración, otra pública, servicios comunes, espacios complementarios y el área de la inspección de vehículos. Está dotada con dos líneas de revisión de vehículos (pesados y ligeros) y una de control de gases.

Fernández Vara indicó que debido a la obligatoriedad de inspeccionar ciclomotores que entró en vigor el 1 de enero de 2009, la Junta ha adquirido seis nuevas unidades móviles, en las que se ha invertido 899.696 euros.

En la actualidad, la red de estaciones fijas es de doce, distribuidas por toda la región lo que ha posibilitado que no haya "listas de espera" y añadió el presidente que Extremadura cuenta con el precio más bajo de España a pesar del "proceso de ampliación que no ha tenido repercusión en el bolsillo de los ciudadanos".

Los servicios de la ITV de Almendralejo, así como la de Olivenza, son llevados a cabo por la empresa pública Invetex SAU.

La plantilla de Almendralejo esta constituida por un técnico, cuatro mecánicos y dos auxiliares.

Por su parte, el alcalde de Almendralejo, José María Ramírez, señaló que el camino por el que se accede a la ITV se asfaltará con cargo a los fondos estatales, lo que supondrá una inversión de 650.000 euros. "Esta zona se convertirá en un polígono industrial de más de 50.000 metros cuadrados", dijo el primer edil.