Vázquez denuncia que en Leche Pascual "se está produciendo un cierre patronal" con la "complicidad de la Xunta"

LUGO, 24 (EUROPA PRESS)

El secretario xeral del PSdeG, Manuel Vázquez, denunció hoy que el expediente de regulación de empleo de la planta de Leche Pascual en Outeiro de Rei (Lugo) es "un cierre patronal enmascarado con la complicidad del Gobierno gallego".

En un mitin en Lugo, en el que estuvo acompañado por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el candidato del PSdeG al Parlamento europeo, Antolín Sánchez Presedo, aseguró que los socialistas "no permitirán que el conselleiro de Medio Rural sea cómplice de un fraude".

"Les vamos a parar los pies", exclamó, entre los vítores del medio millar de personas que abarrotaba el Auditorio Municipal, y en cuyas inmediaciones se congregaron dos centenares de trabajadores y familiares, luciendo una pegatina en la que podía leerse: 'Leite Pascual traiciona. Non ao peche. Non ao ERE'.

Vázquez hizo gala de ser "buen socialista" y, de este modo, dedicó sus "primeras palabras en Lugo como secretario xeral" a "la gente que necesita más ánimo en este momento", en alusión a los trabajadores de la factoría láctea.

"No estáis solos, vamos a trabajar con vosotros", garantizó, y se refirió a los ministros socialistas de Trabajo y Medio Rural, que "darán batalla". "Le vamos a enseñar a la derecha de este país que aquí no dejamos solos a nadie", proclamó.

58 ERE

El líder de los socialistas gallegas apuntó que "en los últimos 15 días" se produjeron en Galicia un total de 58 ERE y lamentó que la conselleira de Traballo, Beatriz Mato, "diga que esto está muy negro" y que el titular de Medio Rural, Samuel Juárez, señale que la solución al problema lácteo "es cerrar explotaciones".

"Así vamos construyendo un país fatalista, resignado y que dobla la rodilla", reprobó Vázquez, al tiempo que proclamó que son los socialistas "los que tienen que levantar la cabeza y poner en pie este país".

Por todo, exigió al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que "gobierne y se deje de inventar confusión y confrontación", en alusión al conflicto lingüístico que "consiguió hacer en menos de un mes".

"¿Cómo va a ser nuestra lengua el problema, si es lo que nos identifica, lo que nos une y lo que nos hace sentir como país? ¿Cómo puede ser el presidente de Galicia el que detone esa explosión de confrontación", reprobó el secretario xeral del PSdeG.