Vecinos de Patraix se concentran ante la Delegación del Gobierno para exigir el traslado de la subestación

VALENCIA, 23 (EUROPA PRESS)

Vecinos del barrio valenciano de Patraix afectados por la subestación y por el cable de alta tensión se concentraron esta tarde ante la Delegación del Gobierno en Valencia para exigir el traslado de la instalación eléctrica y recordar a los representantes del Ejecutivo central sus "promesas incumplidas hasta la fecha", según informaron fuentes de la organización del acto en un comunicado.

Los participantes en la concentración, en un manifiesto, recordaron que el pasado 29 de julio de 2008, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, hizo público su compromiso para el traslado de la subestación de Patraix a un nuevo emplazamiento junto a la V-30 en el plazo de un año, pero lamentaron que han pasado nueve meses de este compromiso y los residentes del barrio se sienten "engañados". En este sentido, en una de las pancartas se podía leer 'María Teresa cumple tu promesa'.

Asimismo, recordaron las diversas manifestaciones que el delegado del Gobierno, Ricardo Peralta, ha realizado ante los medios de comunicación haciendo referencia al cumplimiento de estas promesas. "Pero la realidad es que, a día de hoy, la subestación está en su ubicación original y sigue en funcionamiento tras 90 días de su reapertura", subrayaron.

En el manifiesto también hacían mención a las "nuevas evidencias científicas" que "dan la razón" a las reivindicaciones que la Plataforma en contra de la subestación de Patraix ha efectuado desde hace cuatro años.

En definitiva, exigieron a las instituciones públicas que les gobiernan que "velen por el cumplimiento" de sus "derechos básicos como ciudadanos", entre los que citaron el derecho a la salud, el derecho a la seguridad "ya vulnerada tras la explosión de la subestación el 15 de mayo de 2007", el derecho al bienestar psicológico y social y a disponer de información veraz desde las instituciones públicas que "incremente la confianza en las mismas".

La concentración recibió el apoyo de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia y estuvo secundada por las asociaciones de vecinos del barrio y por las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Ampas) de los colegios que se encuentran en el área de influencia de la subestación y el cable de alta tensión.