Vecinos de Regiones Devastadas se manifiestan "del todo disconformes" con poder volver sólo como arrendatarios

Preparan la postura a tomar tras la decisión de la Gerencia de Urbanismo, a la que acusan de estar "equivocados con la barriada"

SEVILLA, 15 (EUROPA PRESS)

El sector vecinal de la barriada de Regiones Devastadas, en el Distrito Cerro-Amate de Sevilla, ha programado reuniones informativas para informar al grueso de los residentes y establecer una postura común sobre la decisión de la Gerencia de Urbanismo del Consistorio hispalense respecto al realojo tras la rehabilitación integral de la zona, mostrándose "del todo disconformes" con el hecho de que los vecinos sólo puedan retornar al barrio en calidad de arrendatarios, sin título de propiedad.

El presidente de la asociación de vecinos 'Nueva Amate', Francisco Jiménez, precisó a Europa Press que a los residentes han cogido "totalmente por sorpresa" las palabras del concejal de Presidencia y Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (PSOE), que recientemente desgranó las alternativas tras las obras de rehabilitación.

"De todo lo que había dicho se ha vuelto atrás, están jugando con nosotros", lamentó Jiménez, que acusó al Ayuntamiento de "marear la perdiz" y de "equivocarse por completo" con la barriada, "en la que vive gente que ya está cansada y aburrida de todo esto".

El presidente de la asociación de vecinos 'Nueva Amate' concretó sus quejas señalando que "al principio se dijo que el coste era cero, ahora ya hablan de cantidades que para gente que lleva viviendo toda su vida en un barrio humilde suponen un mundo". La situación se ve agravada por el hecho de que de los concesionarios iniciales de las viviendas de 1957 "casi todos han muerto, y sus descendientes no tienen derechos adquiridos".

Los moradores de Regiones Devastadas, añadió Jiménez, "están hechos a la vida en este barrio y no quieren cambiar el entorno". Sin embargo, la corporación "olvidó" la idea del edificio puente en Santa Teresa, según criticó el líder vecinal, que añadió que la gente "no puede pagar más" y que "ni van a aparecer por las oficinas que monten".

ALTERNATIVAS DE REALOJO

El barrio será objeto de un proceso de rehabilitación integral, con la reconstrucción de 18 bloques con un total de 210 viviendas y seis locales comerciales; las alternativas pasan por el realojo en una promoción de vivienda protegida (VPO) en alquiler, con mantenimiento de la renta que se esté pagando actualmente y con el compromiso de retorno "en las mismas condiciones que el resto de los afectados por la presente actuación", o de mantener el contrato de arrendamiento en la vivienda provisional una vez concluida la actuación siempre que se cumpla con los requisitos para ser adjudicatario de vivienda.

Asimismo, se ofrecerá la opción del realojo en una promoción de vivienda protegida en alquiler con opción a compra, con compromiso de mantener el realojo en una promoción municipal con este régimen de protección --que podrá ser la del realojo inicial si tuviera este régimen o, en caso contrario, en otra promoción con este régimen--. Por último, se contempla la adjudicación directa de una vivienda protegida en venta, al precio establecido para el régimen de protección de venta más bajo de los vigentes a la fecha de la firma del contrato o, en caso de ser inferior, al precio que figure en la calificación definitiva de la vivienda.

Con respecto a la posibilidad de volver a sus antiguos hogares con título de propiedad, el edil de Presidencia y Urbanismo ya indicó que dicha opción se estudia, pero sería "a precio del resto de la ciudad, aunque sí al precio más bajo que se oferte en viviendas de la misma tipología", frente a las alternativas anteriores, con precios en base a criterios sociales. También confirmó que, en todo caso, estos vecinos tendrían preferencia al considerarse una atención social por emergencia.