Vecinos de San Juan reclaman pantallas acústicas en el Barrio Alto ante los "insoportables" ruidos del metro

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 22 (EUROPA PRESS)

El colectivo de vecinos de la urbanización Cornisa Azul, enclavada en San Juan de Aznalfarache (Sevilla), reclama que la Consejería de Obras Públicas y Transportes y el Ayuntamiento, gobernado por Juan Ramón Troncoso (PSOE), solucionen los "insoportables" ruidos derivados del funcionamiento del metro en el trazado correspondiente a la estación Barrio Alto, proponiendo así la instalación de pantallas acústicas para insonorizar la infraestructura.

El portavoz del colectivo de vecinos, Eduardo Risoto, dijo a Europa Press que los vecinos de esta urbanización sanjuanera soportan los ruidos del sistema ferroviario "injustamente", porque el proyecto original de la primera línea del metro de Sevilla incluía el descenso desde la estación Barrio Alto hasta el cerro del Monumento a los Sagrados Corazones a través de "un túnel", si bien actualmente el trazado ferroviario transcurre al aire libre entre esta estación y el túnel que atraviesa la citada montaña.

Dado el caso, los vecinos han formulado "instancias" ante el Ayuntamiento solicitando una solución y según un comunicado del Consistorio, el propio alcalde ha trasladado el asunto al consejero de Obras Públicas y Transportes, Luis García Garrido. Al respecto, Eduardo Risoto explicó que la Consejería de Obras Públicas y Transportes ha instalado sonómetros en la zona para contar con registros oficiales en cuanto a estos ruidos.

En ese sentido, el portavoz vecinal explicó que los habitantes de la cercana casa cuartel de la Guardia Civil y del barrio de Montelar sufren también estas molestias, dado el trazado ferroviario sólo cuenta con pantallas acústicas para proteger a la trama urbana más cercana. "Los ruidos rebotan en las pantallas y llegan amplificados hasta esta barriada", protestó Eduardo Risoto reclamando que el Ayuntamiento y la Junta instalen pantallas acústicas en todo el recorrido del metro por el Barrio Alto para aislar el funcionamiento de los trenes.