Vecinos del Arenal reclamarán daños si en septiembre no se arregla el acerado de Adriano, Arfe y Jimios

SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

La asociación de vecinos 'Torre del Oro', de la barriada sevillana de El Arenal, ha anunciado su intención de reclamar daños y perjuicios si para el próximo mes de septiembre el Ayuntamiento no interviene en el acerado de las calles Arfe, Jimios y Adriano, con una configuración provisional desde 1994.

Según explicó a Europa Press el presidente del colectivo, Antonio Fernández, ese año se levantó el acerado de Adriano para la instalación de nuevos conductos de tuberías y cables, al objeto de llevar a cabo la construcción del anteproyecto aprobado para un aparcamiento subterráneo en esta vía.

Puesto que la asociación registró en el Pleno del pasado mes de febrero una pregunta cuestionando a la corporación local por la culminación definitiva, advirtiendo que si en el plazo de tres meses no han comenzado las obras denunciarían el caso ante los juzgados, Fernández incidió en que "desde hoy ya podemos denunciar el caso cuando queramos".

No obstante, los vecinos darán un plazo que establece el 20 de septiembre como fecha límite para que el Consistorio pueda intervenir en el acerado de estas tres vías. Caso de no producirse esta obra, los vecinos actuarían "sin contemplaciones" con la presentación de un recurso contencioso-administrativo y la 'addenda' de un acta notarial y fotografías para basar su reclamación de daños y perjuicios.

Para ello, los vecinos, según el presidente de 'Torre del Oro', se basan en el "abandono por incumplimiento", así como en la obligatoriedad de establecer normas técnicas para la eliminación de barreras arquitectónicas, "incumplido" en el acerado izquierdo de Adriano y un tramo de Arfe.

"Desde que en 2004 nos dijeron por primera vez que se iba a hacer, con el proyecto y los presupuestos aprobados desde el año 2000, todo se paralizó por obras en un inmueble cercano, y después no hicieron nada cuando tenían que haber seguido", lamentó el dirigente vecinal, que se preguntó "dónde está el dinero de esas obras".

Tras la intervención de 1994, la acera de Adriano quedó provisionalmente con una franja de cemento, "herencia actual tras once largos años", señaló Fernández, que añadió que, de igual forma, las calles Jimios y Arfe siguen sin tener acabado el pavimento de la calzada, a pesar de que el proyecto y presupuesto para ello datan de mayo del año 2000.