Zapatero niega que el Gobierno se oponga a Rato como presidente de Caja Madrid


Del Real Madrid, a Caja Madrid. Si ayer la lucha por el liderazgo de la caja madrileña era el tema central en los pasillos del Congreso, hoy a primera hora de la mañana este asunto perdía protagonismo en favor de la derrota del Real Madrid ayer ante el Alcorcón. Y ha sido ese 4 a 0 lo que ha dado pie a José Luis Rodríguez Zapatero a pararse a charlar con los periodistas tras su intervención en la sesión de control. Pero en seguida la conversación ha derivado al tema que centra estos días la actualidad informativa: la presidencia de Caja Madrid.Zapatero no ha querido pronunciarse sobre ninguno de los posibles candidatos a presidir la caja madrileña, pero cuando se le ha preguntado por Rodrigo Rato ha manifestado que ni él ni su partido tienen "una oposición contraria" al que fuera director gerente del Fondo Monetario Internacional. Un mensaje que choca con las tesis que se venían barajando en los últimos días y que aseguraban que el presidente del Gobierno se oponía a Rato después del desplante que supuso para el Ejecutivo su marcha del FMI.En un corrillo con los periodistas, el presidente ha insinuado que de todos los candidatos que se están barajando para presidir la entidad madrileña, Rodrigo Rato es el que le parece más interesante. Pero ha lanzado un mensaje a la oposición: nadie tiene que convertir a Caja Madrid "en un campo de batalla", ya que se trata de una cosa muy seria, y ha manifestado que el Gobierno desea que todo este asunto se "acabe cuanto antes".En cambio ha dicho que no está en sus manos ni en la de su Ejecutivo solucionar este asunto, ya que "no tenemos capacidad de influencia sobre el principal partido de la oposición" y ha negado que haya prevista próximamente una reunión con el líder del PP, Mariano Rajoy, para tratar éste y otros asuntos.