10-6. Dye y Konerko llegan a los 300 jonrones con el triunfo de los Medias Blancas

  • Detroit (EEUU), 13 abr (EFE).- El jardinero derecho Jermaine Dye y el primera base Paul Konerko con sendos jonrones consecutivos ayudaron a los Medias Blancas de Chicago a conseguir la victoria por 10-6 ante los Tigres de Detroit, en la primera serie de equipos punteros de la División Central de la Liga Americana.

10-6. Dye y Konerko llegan a los 300 jonrones con el triunfo de los Medias Blancas

10-6. Dye y Konerko llegan a los 300 jonrones con el triunfo de los Medias Blancas

Detroit (EEUU), 13 abr (EFE).- El jardinero derecho Jermaine Dye y el primera base Paul Konerko con sendos jonrones consecutivos ayudaron a los Medias Blancas de Chicago a conseguir la victoria por 10-6 ante los Tigres de Detroit, en la primera serie de equipos punteros de la División Central de la Liga Americana.

Los cuadrangulares de Dye y Korneko, ambos conseguidos al comienzo del segundo episodio, les permitieron llegar a la marca de los 300 como profesionales y ser los primeros compañeros en un siglo que lo consiguen en el mismo partido.

Pero fue el jardinero izquiedo Carlos Quentin, quien siguió encendido con el bate al irse de 4-4, incluidos dos vuelacercas que le pusieron con cuatro en lo que va de temporada, y produjo cuatro anotaciones para los Medias Blancas, que lograron su tercer triunfo consecutivo.

Dye se fue de 5-3 con dos anotadas y una impulsada, mientras que Konerko también pego cuatro indiscutibles en cinco turnos al bate para producir cuatro carreras y pisar un par de veces la goma del plato.

El abridor derecho Gavin Floyd (1-1) lanzó cinco entradas y aunque fue castigado con cinco indiscutibles, seis carreras limpias y dio siete bases por bolas, al final se iba a quedar con la victoria gracias al apoyo del bateo explosivo del ataque de su equipo.

Tampoco lo hizo bien el derecho Zach Miner (1-1), que sólo aguanto tres entradas y un tercio para ser castigado con nueve imparables, incluidos tres jonrones, y ocho carreras limpias, regaló tres bases por bolas y sacó un ponche para cargar con la derrota.