Más de 30.000 personas asistieron a la Feria de Artesanía y Gastronomía de los Valles Pasiegos

SANTANDER, 14 (EUROPA PRESS)

Más de 30.000 personas asistieron a la Feria de Artesanía y Gastronomía de los Valles Pasiegos, que se celebró desde el pasado viernes en Vega de Pas y que fue clausurada el domingo.

La organización destacó que la coincidencia de la feria con las vacaciones de Semana Santa ha favorecido la visita de turistas, con una "gran afluencia de público" que ha superado todas las expectativas.

Además de la exposición de productos artesanos de la comarca, degustaciones y trabajos de artesanía en vivo; la programación de las jornadas incluyó distintas alternativas de ocio.

El evento reunió a artesanos y productores de la comarca que mostraron sus productos artesanales caracterizados por su calidad y por estar elaborados con las materias primas de la comarca.

La oferta artesanal pasiega es amplia y queda reflejada en los diferentes productos presentados por canteros, campanos, joyeros o pintores. Los visitantes pudieron observar como realizan su trabajo los artesanos, recuperando tradiciones que han pasado de generación en generación.

Otro de los puntos fuertes de la feria ha sido su oferta gastronómica. Además de degustar estos productos, se ha tenido la oportunidad aprender en el taller en vivo "Pan y pastas pasiegas" ofrecido por Panadería La Pasiega" o disfrutar de la ponencia "Como se produce Cerveza Cántabra" con el productor de los Valles Pasiegos, Andrew Dougall, y la elaboración de quesos pasiegos por "La Jarradilla".

El programa de actividades se completó con actuaciones musicales, obras de teatro y actividades infantiles.

Como novedad, este año se han una serie de rutas de senderismo guiadas por "Praderas de Ruyemas", que pesen al mal tiempo han contado con numeroso público, que parten de la feria y que están dentro del programa Rutas por espacios naturales protegidos de Cantabria que comienza este mes y que durará hasta fin de año.

Ubicados en el interior de Cantabria, reciben el nombre de Valles Pasiegos, el Valle de Miera, el Valle del Pas y el Valle del Pisueña. Destacan sus pueblos tranquilos y su paisaje singular y sorprendente que permite disfrutar del entorno rural con rutas de senderismo, paseos culturales, cabañas pasiegas, cuevas prehistóricas; además de una amplia oferta gastronómica.