Absuelven en Barcelona a un cazador que usaba lazos-cepo porque son menos dañinos que el veneno o los explosivos

BARCELONA, 23 (EUROPA PRESS) La Audiencia de Barcelona ha absuelto a un hombre que cazaba jabalís con lazos-cepo porque, aunque es una práctica prohibida administrativamente, "su alcance dañino es mucho más limitado" que el uso de veneno o explosivos, métodos que sí están castigados por el Código Penal (CP). De esta forma, la Sección Quinta ha revocado la sentencia del Juzgado Penal número 2 de Manresa (Barcelona), que condenó a José C.G. a pagar una multa de 5.250 euros por un delito contra la fauna protegida y le prohibió cazar durante tres años y seis meses en base al artículo 336 del CP, que castiga el uso de instrumentos de "gran eficacia destructiva para la fauna", como el veneno y el uso de explosivos. El tribunal reconoce que los lazos-cepos atrapan, sin hacer distinciones, a todo tipo de mamíferos vertebrados y los estrangulan hasta la muerte, causándoles, incluso, una larga agonía. No obstante, sólo puede cazarse una presa cada vez, por lo que este método no puede compararse con el veneno y los explosivos, cuyos efectos son más devastadores. El 20 de enero de 2007, agentes rurales fueron a las inmediaciones de la finca La Serra Nova, en el término municipal de Muntanyola (Barcelona), porque habían sido alertados de que alguien utilizaba lazos-cepo para cazar en esa zona pese a tratarse de un refugio de fauna salvaje. Cerca de la parcela de José C.G., los agentes encontraron un claro sin vegetación en el que había un comedero con maíz, un bebedero con agua, un foco de luz colgado de un árbol y cuyo cable eléctrico llevaba al terreno del procesado. Dos días después, le sorprendieron manipulando los 13 lazos de distintas medidas que había instalado estratégicamente.