Naturalistas Palentinos denuncia la muerte de seis avutardas al colisionar con una línea eléctrica en 'La Nava-Campos'

PALENCIA, 25 (EUROPA PRESS) La Asociación de Naturalistas Palentinos denunció ante el Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil la muerte de seis avutardas al colisionar con una línea eléctrica de la Reserva Natural 'La Nava-Campos'. El colectivo, en un comunicado recogido por Europa Press, explicó que el pasado lunes miembros de la Asociación de Naturalistas Palentinos localizaron seis cadáveres recientes de avutarda ('Otis tarda') en un tramo de línea eléctrica de apenas tres kilómetros, con cinco ejemplares concentrados en apenas 500 metros. Tras el hallazgo, se denunciaron los hechos ante el Seprona, cuyos miembros se personaron en la zona y, en compañía de los agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León, procedieron a la recogida de los cadáveres y a su traslado a un centro de Burgos de la Junta de Castilla y León, donde se realizarán las pertinentes necropsias para conocer y confirmar las causas exactas de su muerte. Los accidentes por colisión de avutardas en líneas eléctricas son uno de los principales problemas que se conocen para esta especie, pero lo que resulta especialmente llamativo es la concentración de accidentes en un tramo tan concreto y que afecta además a un número importante de aves, indicó el colectivo. En este mismo tendido se han recogido ya con anterioridad aves muertas, especialmente ánsares comunes que colisionan con el tendido cuando entran o salen de la próxima laguna de Boada; en ocasiones se han localizado más de 15 ejemplares de ánsares en apenas dos kilómetros de línea. Otras especies como cigüeñas blancas o patos también han sido localizadas. ESPECIE PROTEGIDA La Asociación recordó que la avutarda es una especie protegida, que figura en el anexo IV de la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que recoge las "especies que serán objeto de medidas de conservación especiales en cuanto a su hábitat, con el fin de asegurar su supervivencia y su reproducción en su área de distribución". Figura también en el Anexo I de la Directiva 79/409/CEE, relativa a la conservación de las aves silvestres. Estos hechos se han producido dentro del espacio natural La Nava-Campos de Palencia, declarado Reserva Natural mediante Orden de 17 de mayo de 2001. Este mismo espacio natural forma parte de la Red Natura 2000, al haber sido declarado como Zona de Especial Protección para las Aves, siendo precisamente la avutarda una de las principales especies que han propiciado esta declaración. La Asociación de Naturalistas Palentinos considera "muy negativa" esta noticia para la conservación de esta amenazada especie en Palencia y en España, no ya por la muerte de seis ejemplares, sino "por las muertes que puedan estar ocurriendo en este y otros tendidos eléctricos de la Comunidad de Castilla y León y que pueden estar suponiendo la pérdida de varias decenas o quizás centenares de aves de esta y otras especies". En este sentido, el colectivo anunció que contactará en los próximos días con la empresa propietaria de la línea eléctrica para estudiar las posibles medidas correctoras factibles de realizar y exigir la inmediata aplicación de las mismas.