Unesa calcula que el bono social tendrá un coste para las eléctricas superior a los 1.000 millones

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Asociación de la Industria Eléctrica (Unesa), Pedro Rivero, calculó hoy que el coste para las compañías eléctricas del nuevo bono social, que permitirá congelar la luz hasta 2012 a colectivos desfavorecidos, superará los 1.000 millones de euros.

Este bono social, que costearán las eléctricas, tiene como potenciales beneficiarios a cerca de cinco millones de hogares y va destinado a los usuarios de la tarifa social, a las familias numerosas y a las familias con todos sus miembros en el paro.

Tras inaugurar el curso de 'Contabilidad actual para las empresas del sector energético español', organizado por Enerclub, Rivero explicó que la patronal del sector examinará en detalle, en cuanto se publique, el real decreto en el que, como parte de la solución al déficit de tarifa, se aprueban el bono social y otras medidas como los avales del Estado a la titulización de la deuda eléctrica.

A la espera de conocer en detalle la norma, Rivero recordó que el sector eléctrico se encontraba hasta ahora en una "situación insostenible" debido al abultado déficit de tarifa, que en términos acumulados desde 2000 supera los 14.000 millones de euros.

Por este motivo, elogió la "valentía del Gobierno" para buscar una solución "en el peor momento del déficit", pero reiteró su "prudencia" acerca del contenido del decreto e insistió en la postura de "positiva resignación" mostrada hasta ahora por Unesa.

Como uno de los aspectos más positivos de la norma, Rivero destacó la voluntad del Gobierno de avalar con hasta 10.000 millones en 2009 la deuda eléctrica, lo que garantizará el derecho a cobro del déficit, mejorará la posición financiera de las eléctricas y contribuirá a crear "un clima de inversión favorable".

En todo caso, durante la celebración del curso señaló que la necesidad de un "marco regulatorio estable, predecible y fiable" todavía "no se da con la suficiente claridad". "Hay una regulación en curso, que puede ser mejor o peor, y el camino hacia la liberalización está pendiente", señaló.

LA NUCLEAR EN EL 'MIX'.

Por otro lado, Rivero aseguró que, para cumplir el objetivo comunitario de reducir en un 20% las emisiones de CO2 en 2020, habrá que recurrir "a las renovables y también a las energías no emisoras de dióxido de carbono, como la nuclear".

"Defendemos que en estos momentos de incertidumbre ningún país abandone ninguna fuente de energía disponible y que todos apuesten por la investigación y el desarrollo", aseguró a propósito de la energía nuclear y de los retos del sector.