El Gobierno británico trata de salvar al fabricante de camionetas LDV, amenazada de cierre

  • Londres, 21 mar (EFE).- El Gobierno de Londres trata de salvar al fabricante de camionetas LDV, propiedad del grupo ruso Gaz, que amenaza con cerrar la planta de Birmingham si no logra apoyo gubernamental.

El Gobierno británico trata de salvar al fabricante de camionetas LDV, amenazada de cierre

El Gobierno británico trata de salvar al fabricante de camionetas LDV, amenazada de cierre

Londres, 21 mar (EFE).- El Gobierno de Londres trata de salvar al fabricante de camionetas LDV, propiedad del grupo ruso Gaz, que amenaza con cerrar la planta de Birmingham si no logra apoyo gubernamental.

El ministerio de Empresa, a cuyo frente está el ex comisario europeo Peter Mandelson, sondea este fin de semana a dos inversores extranjeros que están al parecer interesados en inyectar dinero en la empresa, según informa el diario Financial Times.

El presidente de LDV, Erik Eberhardson, dijo esta semana que la empresa necesita 5 millones de libras (5.3 millones de euros) de ayuda pública, un sexto de lo que exigía inicialmente, para mantenerla a flote mientras negocia con los supuestos interesados extranjeros.

Mandelson ha dejado claro que el Gobierno británico no rescatará a las empresas del sector del automóvil incapaces de cubrir costos y cuyos propietarios no demuestren estar seriamente comprometidos con su supervivencia económica.

El ministro laborista ofreció, por el contrario, su apoyo al plan de Nissan, el mayor fabricante de automóviles del Reino Unido, de comenzar la producción de automóviles eléctricos en la planta que tiene en Sunderland.

Nissan firmó el viernes un acuerdo con OneNorthEast, agencia regional de desarrollo del Noreste de Inglaterra, para estudiar la posibilidad de construir vehículos con motor eléctrico, crear la necesaria infraestructura y promover su uso.

Nissan y Renault proyectan lanzar coches eléctricos en EE.UU y Japón el próximo año y en todo el mundo a partir del 2012.

Este viernes, la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Automóviles informó de la caída de un 59 por ciento de la producción de vehículos de motor tradicionales en febrero debido a una fuerte contracción de la demanda tanto interna como externa.