El Parlamento Europeo respalda la retirada de todas las bombillas incandescentes en 2012

  • Bruselas, 17 feb (EFE).- La comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo (PE) respaldó hoy el plan comunitario para la retirada gradual de bombillas incandescentes, empezando por las de de más de 100 vatios de potencia en 2009 hasta llegar a la desaparición de todas en 2012.

El Parlamento Europeo respalda la retirada de todas las bombillas incandescentes en 2012

El Parlamento Europeo respalda la retirada de todas las bombillas incandescentes en 2012

Bruselas, 17 feb (EFE).- La comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo (PE) respaldó hoy el plan comunitario para la retirada gradual de bombillas incandescentes, empezando por las de de más de 100 vatios de potencia en 2009 hasta llegar a la desaparición de todas en 2012.

Los eurodiputados rechazaron con 44 votos en contra y 14 a favor una iniciativa parlamentaria para bloquear la decisión, que ya había sido aprobada por expertos de los Estados miembros a propuesta de la Comisión Europea (CE).

La propuesta para paralizar la medida había sido presentada por el liberal Holger Krahmer y por la conservadora Anja Weisgerber, ambos de Alemania, que consideraban que la prohibición debería haberse tramitado de otra forma, teniendo más en cuenta al Parlamento.

Dado el procedimiento utilizado, la Eurocámara no tenía voz en la tramitación de la medida, pero sí tenía la opción de oponerse a ella si así lo creía oportuno.

Sin embargo, hoy la comisión de Medio Ambiente la respaldó con claridad.

Según la Comisión Europea, el cambio a las bombillas de bajo consumo ahorrará unos 40 teravatios hora en la Unión Europea (UE), más o menos el consumo anual de electricidad de un país como Rumanía y permitirá reducir las emisiones de dióxido de carbono en 15 millones de toneladas anuales.

Además, el hogar medio podría ahorrar cada año entre 25 y 50 euros en su factura eléctrica, lo que supondría entre 5.000 y 10.000 millones de euros en el conjunto de la economía europea.

La retirada de las bombillas incandescentes es parte de las medidas de diseño ecológico que la UE tiene previsto poner en marcha en los próximos meses y que también afectarán a otros productos como los electrodomésticos.