Cs Málaga propone una batería de medidas para reactivar la hostelería tradicional en Pedregalejo y El Palo


MÁLAGA|
Cs Málaga propone una batería de medidas para reactivar la hostelería tradicional en Pedregalejo y El Palo

Cs Málaga propone una batería de medidas para reactivar la hostelería tradicional en Pedregalejo y El Palo MÁLAGA | EUROPA PRESS

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga, Juan Cassá, ha anunciado este lunes una iniciativa para intentar poner freno a la destrucción de negocios hosteleros tradicionales en los paseos marítimos de Pedregalejo y El Palo. Para ello, la formación naranja elevará una moción al pleno de este mes en la que se propone un paquete de hasta 13 medidas para intentar reactivar la zona.

Cassá, quien ha comparecido junto a un grupo de empresarios de Pedregalejo, ha asegurado que "con cada cierre de un negocio hostelero tradicional en la zona de Pedregalejo y El Palo se pierde un fragmento de la historia de la ciudad. Hace unos años fue el histórico Casa Pedro. Recientemente, El Lirio o El Caleño y mucho nos tememos que pueden ser más", ha asegurado Cassá.

"El Ayuntamiento no puede demorar más acciones concretas para preservar este valor incalculable del patrimonio malagueño que es su gastronomía ligada al mar", ha incidido el portavoz.

En la moción, Cs se hace eco de la "acuciante falta de aparcamiento" por la que se lamentan los hosteleros. "Entre las propuestas que se han lanzado, aunque sin materializarse, se encuentra la de la zona azul. Entendemos que se trata de un pequeño aporte a la movilidad de la zona pero que, dado que su vigencia finaliza el sábado a las 14.00 horas y tampoco rige en festivos, dejaría fuera los días de máxima afluencia a estas zonas", ha indicado.

Cassá cree que el Ayuntamiento debería buscar posibles ubicaciones para aumentar las plazas de estacionamiento. Además, ha recalcado que el futuro proyecto de Baños del Carmen debe contemplar la construcción de un aparcamiento subterráneo, como ya se recogiera en alguno de los proyectos presentados.

En cuanto a la movilidad, el edil entiende que el papel de la EMT "no está explotado al máximo" en lo que a las posibilidades de plataforma y reclamo tiene la infraestructura de la empresa. La iniciativa propone estudiar indicativos especiales en las líneas que pasan por el entorno, mensajes en los propios luminosos de las paradas de autobús o nomenclaturas específicas.

En el texto, también se hace alusión al Bus Turístico, cuyos servicios habituales excluyen esta zona clave para entender la esencia de Málaga y sus tradiciones.

Otra de las propuestas de Ciudadanos consiste en profundizar en la tarjeta Málaga Pass, implantada a iniciativa de la formación naranja, para intentar cargarla con oferta relativa a esta zona.

Otro hecho que ha criticado Cs es "el poco contenido y su escasa relevancia" en la página web malagaturismo.com, la oficial del Ayuntamiento de Málaga, algo que se pide revertir. Ciudadanos también quiere que se lleven a cabo promociones turísticas específicas en las ferias internacionales, así como acciones en aeropuertos y estaciones para tratar de captar el interés de los turistas por el litoral Este de la ciudad.

En materia fiscal, Cassá ha anunciado que intentará trabajar en la negociación de las próximas ordenanzas la posibilidad de que exista algunos incentivos para los negocios tradicionales, y a ese compromiso de estudio ha llegado con los hosteleros con los que ha mantenido un encuentro este lunes.

Cassá ha vuelto a reivindicar a la Junta de Andalucía que retome el Plan Turístico de Málaga capital, cuya continuación debe acometer la reforma de los paseos de El Palo y Pedregalejo. La Gerencia de Urbanismo acaba de sacar a concurso la consultoría para contratar los proyectos en ambos paseos, concretamente por un importe de 70.180 euros en cada caso, algo que también responde a los acuerdos presupuestarios de Ciudadanos.

Cassá también ha pedido que el futuro de esta zona emblemática de Málaga se debata de manera monográfica en el Consejo Social de la ciudad. Por su parte, el propietario del restaurante El Cabra, Bernardo Morales Román, ha lamentado lo que, a su juicio, "es el abandono" del barrio por parte de las administraciones.

"Nosotros generamos diez o 12 puestos de trabajo. Somos autónomos y no tenemos ayuda por ningún lado. Y nosotros estamos abandonados. Estamos ahogados. Tenemos que trabajar en verano para sobrevivir en invierno. Nos asfixiamos", ha asegurado, al tiempo que ha lanzado una advertencia sobre que estas condiciones pueden "dificultar el necesario relevo generacional" de los negocios.