Comienzan las obras de mejora de la accesibilidad en el entorno de General Dávila y Camilo Alonso Vega

Supondrá la eliminación de barreras arquitectónicas, creación de nuevos pasos de peatones e instalación de rampas y vados peatonales

SANTANDER, 14 (EUROPA PRESS)

La UTE Corelia-Cuevas, adjudicataria de las obras del proyecto de mejora de la accesibilidad en el entorno de las calles General Dávila y Camilo Alonso Vega, iniciará esta semana los trabajos de ejecución de esta actuación, según informó hoy el concejal de Autonomía Personal, Roberto del Pozo.

El edil señaló que este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 385.109 euros y un plazo de ejecución de 5 meses, supondrá la mejora de la accesibilidad en el área comprendida en la unidad de actuación 2 del proyecto 'Santander Diseño Universal', incluido en el Plan Integral de Accesibilidad.

Se eliminarán las barreras arquitectónicas y se mejorará la accesibilidad en la calle General Dávila, entre la Bajada del Caleruco y la Bajada de Polio; y en la calle Camilo Alonso Vega, en el tramo que conecta General Dávila con la Avenida de los Castros.

Las obras consistirán en la creación de nuevos pasos de peatones, la instalación de rampas y la construcción de vados peatonales, con la colocación de losetas que permiten su reconocimiento por parte de personas ciegas.

De esta manera, se crearán itinerarios que faciliten el tránsito por las calles no sólo de las personas con movilidad reducida y de quienes, por ejemplo, empujan una silla infantil, sino de todos los peatones, recalcó Del Pozo, quien destacó que "este tipo de actuaciones son una muestra del compromiso del equipo de gobierno en la mejora de la accesibilidad en la ciudad".

El concejal afirmó en este sentido que la mejora de la accesibilidad es uno de los objetivos que se ha marcado el equipo de gobierno municipal dentro de su compromiso con los barrios de la ciudad, puesto que estas actuaciones "contribuyen a la mejora de la calidad de vida de sus vecinos al conseguirse que los pasos peatonales se crucen con mayor comodidad y seguridad para todos".

Se refirió también a la labor que realizan las patrullas de observadores urbanos, que han ejecutado rebajes de aceras y pasos de peatones accesibles en todo el área de San Fernando, calle Vargas y Numancia, en la zona de Camilo Alonso Vega, Pedro San Martín y General Dávila, en diversas calles del centro de la ciudad y en José María de Cossío, Juan XXIII, la Avenida de Pontejos y La Albericia, concretamente en los accesos al Complejo Deportivo Municipal y al Grupo Nuestra Señora de Belén. Además, están finalizando las obras en la calle Joaquín Bustamante.

Todas las actuaciones, en las que se han invertido hasta el momento más de 300.000 euros, han sido adaptadas a la legislación vigente en cuanto a la pendiente longitudinal y transversal y la sustitución del pavimento por losetas, que permiten su reconocimiento por parte de personas ciegas, aseguró Del Pozo.