El 24% de los españoles del sur afirman que venderían los regalos de sus ex por San Valentín, según un estudio

MURCIA, 13 (EUROPA PRESS) Un estudio resaltó recientemente que el 24,1 por ciento de los encuestados del sur de España afirman que venderían los regalos de sus ex parejas por San Valentín y eligen como primeras opciones: deshacerse de los malos recuerdos (46 por ciento), obtener un ingreso extra (45,1 por ciento), por darse un capricho (36,1 por ciento), el 24 por ciento lo utilizarían para comprar algo a su actual pareja, y por último, por venganza (22,6 por ciento). Con respecto a los tipos de productos que venderían, los usuarios preferirían vender primero joyas (24,8 por ciento) y luego ropa (17, 3 por ciento). Un 21 por ciento también vendería otros artículos como peluches o fotografías. En concreto, uno de cada cuatro españoles vendería los regalos de sus ex parejas por San Valentín, lo que representa cerca del 25 por ciento de los encuestados. Los motivos: obtener un dinero extra (35 por ciento), olvidar los malos recuerdos (34 por ciento); así como darse un capricho (27 por ciento), comprar algo a su pareja actual (19 por ciento) o por venganza (18 por ciento). Los murcianos preguntados por Europa Press, por el contrario, aseguraron que prefieren guardarlos de recuerdo, esperar a San Juan "para quemar los malos recuerdos" o tirarlos directamente, "que en el vertedero seguro que cogen todas las plagas del mundo. El fuego no siempre purifica". Según este mismo informe, realizado por la consultora Millward Brown, los hombres son más desprendidos, ya que un 25 por ciento decidiría hacerlo, frente a un 22 por ciento de las mujeres encuestadas. Los jóvenes son, sin duda, los más dispuestos: en la franja de 18 a 24 años de edad el 28 por ciento afirma que sí lo haría, seguidos por los de 25-34 años con un 24 por ciento. Por regiones, las comunidades autónomas donde existe un mayor índice de intención de venta de los regalos de exparejas son Castilla León, Madrid y Valencia, con un 35 por ciento, 28 por ciento y 26 por ciento, respectivamente. Por el contrario, los catalanes (16 por ciento) y los vascos (13 por ciento) estarían menos dispuestos a este tipo de práctica. Los ciudadanos de todas las comunidades autónomas coinciden en que accederían a vender estos artículos por obtener un ingreso adicional, exceptuando la Comunidad de Madrid, donde lo harían por darse un capricho o deshacerse de los malos recuerdos que les traen estos objetos. La región donde los españoles son más rencorosos con sus ex, es decir, que eligen con mayor frecuencia vender un regalo por venganza es en las Islas Canarias. Según este estudio, en base a la descripción de los regalos que los españoles venderían y los artículos ya existentes en 'www.ebay.es', se concluye que los regalos de las ex parejas podrían alcanzar un valor medio de 200 euros. La gran mayoría de los encuestados vendería artículos de joyería o relojería (25 por ciento), así como fotografías y peluches (27,8 por ciento). Dentro de la categoría de joyería, los artículos más susceptibles de ser vendidos son los anillos y sortijas (44 por ciento), pulseras y esclavas (18 por ciento) y relojes de pulsera (15 por ciento). Además, un 14 por ciento de los españoles vendería ropa que su ex dejó olvidada o prendas que les hubiesen regalado, como por ejemplo, camisas (22 por ciento), pantalones (21 por ciento) o chaquetas (19 por ciento). Un 9,5 por ciento de los encuestados vendería también algún artículo de tecnología o electrónica: Mp3 y ordenadores con el mismo porcentaje (17,2 por ciento) y teléfonos móviles con un 14,1 por ciento. DIVISIÓN DE OPINIONES. Y mientras comercios, floristerías y pastelerías aseguran que el día de San Valentín "les conviene", aunque "ya no es lo de antaño", algunos murcianos apuntan que no creen en este día "porque es comercial" y que lo celebran por el capricho de sus parejas. "Es la mayor curselería que existe", explicó uno de ellos, cuando "lo que hay que hacer es estar al cien por cien todos los días", añadió. A pesar de ello, algunas pastelerías presentan, por ejemplo, piruletas de caramelo de medio kilo o kilo en forma de rosa o de corazón. El fin "es innovar y variar para competir con la oferta de los hipermercados", explicó el presidente de la Asociación Regional de Empresarios de Pastelería, Juan Antonio Cano Muñoz. Sus previsiones para este día son vender entre 15 y 20 tartas por pastelería asociada, sin contabilizar los encargos. Antaño, continuó, "se vendías mucho más, hoy por hoy triunfan las joyas, pero como estamos en crisis, esperamos mejores resultados". Y es que, "la crisis nos va a venir bien en todos los sentidos", añadió. En la Región de Murcia sólo están asociadas 100 pastelerías de unas 800, de las que medio centenar son artesanas.