El movimiento 'Slow Food' crea en Extremadura una asociación con la intención de "frenar" las producciones transgénicas

Opera en todos los continentes por la salvaguarda de las tradiciones gastronómicas, con sus productos y métodos de cultivación MÉRIDA, 18 (EUROPA PRESS) El movimiento internacional 'Slow Food' confirma su presencia en todo el territorio español con la creación de una asociación en Extremadura, la única comunidad autónoma del país que estaba pendiente de adherirse a esta causa, y que centrará sus esfuerzos en "frenar" la expansión de las "todavía muy escasas" producciones transgénicas en la región. El Convivium Extremeña de 'Slow Food' cuenta por el momento con 18 miembros, la mayoría del sector de la hostelería, y su labor es la salvaguarda de las tradiciones gastronómicas regionales, con sus productos típicos y métodos de cultivo, en contraposición a la "estandarización" de la 'Fast Food' o comida rápida. En rueda de prensa, el miembro de este movimiento en la región Domenico D'Eusanio explicó hoy que, aunque Extremadura "ya está considerada" como una zona 'Slow', por la "gran calidad" de sus producciones agroganaderas, la asociación trabajará para que las "pocas" hectáreas que aquí se dedican a los cultivos transgénicos "no vayan a más". "Sería interesante", dijo, que Extremadura "pudiese ser declarada como región libre de transgénicos", a pesar de que la producción de este tipo de alimentos está permitida por la normativa española, de modo que el "enorme potencial" agrícola y ganadero de la región "no se pierda" y sus beneficios reviertan en la salud de sus habitantes, añadió. Durante la presentación del movimiento en la región, Domenico D'Eusanio estuvo acompañado por el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Mérida, Julio César Fuster, y por el presidente y la vicepresidenta del Convivium de Extremadura, los cocineros Justo del Amo y Soledad Ortega, respectivamente. Esta rueda de prensa es la antesala de lo que será el acto del lanzamiento oficial del movimiento en la comunidad autónoma, que tendrá lugar hoy, a las 20,00 horas, en el Centro Cultural Alcazaba en Mérida, y que estará presidido por el director general de Promoción Cultural de la Junta de Extremadura, Javier Alonso de la Torre. FILOSOFÍA 'SLOW' El movimiento 'Slow Food', indicó D'Eusanio, fue fundado en Italia hace 20 años y actualmente tiene presencia en más de 80 países, repartidos por todos los continente del planeta. Es, además, "asesor" de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para temas relacionados con las políticas agrarias en países del Tercer Mundo, indicó. Su filosofía es la de "proteger" las producciones agrícolas y ganaderas tradicionales, frente a la introducción de alimentos no autóctonos, para evitar que se "pierdan" las tradiciones culinarias de los pueblos y con ellas "parte de su idiosincrasia". Para ejemplificar cómo trabaja el movimiento, Domenico D'Eusanio explicó que otros convivium españoles de 'Slow Food' han promovido en sus respectivos municipios la creación de los llamados 'Mercados de la Tierra', espacios donde los productores pueden vender sus productos directamente al consumidor final, "eliminándose los intermediarios y mejorando sus ingresos". Así, dijo, los ganaderos y los agricultores pueden seguir apostando por ciertos productos que, de otro modo, podrían "desaparecer", al ser considerados "poco rentables". Este tipo de alimentos "en vía de extinción, por razones económicas o por restricciones de las normativas europeas", están catalogados por el movimiento como 'Baluartes Slow Food', explicó. Otro ejemplo de la labor de 'Slow Food', añadió, está en el "logro" conseguido por el Convivium de Sevilla que ha logrado que en los menús de los comedores escolares de la ciudad se sirvan productos ecológicos. "NO ES UN CLUB DE GOURMETS" Por su parte, el presidente de 'Slow Food' Extremadura, Justo del Amo, añadió que el movimiento, aunque en su mayor parte está integrado por gente relacionada con los ámbitos de la hostelería y la restauración, está abierto a todas las personas que "tengan conciencia de la importancia de la comida sana". Según dijo, 'Slow Food' "no es una tarjeta de visita, es una conciencia", por lo que los establecimientos adheridos a la plataforma "no pueden alardear" de su pertenencia a 'Slow Food', colocando carteles del movimiento como si se tratase de una "marca" para comercializar sus productos. 'Slow Food', añadió, "no pretende ser un club de gourmets', sino que busca "crear conciencia" de que en la alimentación "un paso hacia atrás, hacia los valores de la tradición, significa un gran paso hacia adelante", añadió. Sobre las actividades que el convivium extremeño llevará a cabo para cumplir con estos objetivos, Del Amo indicó que "sólo falta que se unan más socios para empezar a organizar" la agenda de actuaciones. Al respecto, la vicepresidenta del 'Slow Food' extremeño, Soledad Ortega, añadió que en la región "está costando bastante sacar adelante esta asociación", por lo que se mostró "positiva" ante la presentación oficial en el Centro Cultural Alcazaba, que puede difundir la existencia del colectivo.