Emakunde inicia expediente sancionador contra la Asociación Gastronómica 'Txoko Eder' por denegar a una mujer ser socia

BILBAO, 17 (EUROPA PRESS)

Emakunde, el Instituto Vasco de la Mujer, ha iniciado un expediente sancionador contra la Asociación Gastronómica 'Txoko Eder' de Puentelarrá (Álava) por una presunta discriminación por razón de sexo, al denegar a una mujer ser socia, según recoge hoy el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV), que anuncia la apertura de este expediente ante la imposibilidad de notificárselo a la sociedad gastronómica.

La Defensoría de Igualdad de Mujeres y Hombres recibió el pasado 13 de agosto de 2008 la queja presentada por B.S. sobre una presunta discriminación por razón de sexo, ya que se le había denegado en repetidas ocasiones ser socia de la Asociación Gastronómica Recreativa 'Txoko Eder'.

Al parecer, con anterioridad, otras mujeres habían realizado solicitudes de admisión que habían sido rechazadas y ante la queja planteada por E.M.B el diciembre de 2006, la Defensoría había realizado ya actuaciones referidas a una presunta discriminación por razón de sexo, incoando un procedimiento de investigación que finalizó mediante una recomendación a la asociación de la admisión de E.M.B. y de incorporar en su prácticas y composición el principio de igualdad de trato de mujeres y hombres, así como medidas de acción positiva dirigidas a la incorporación del mismo número de mujeres y hombres.

La decisión de iniciar un procedimiento sancionador a esta asociación gastronómica alavesa se tomó el pasado 11 de febrero por parte de la directora de Emakunde, Izaskun Moyua. Tras la queja presentada por B.S., el 29 de agosto de 2008 la Defensoría para la Igualdad de Mujeres y Hombres inició un procedimiento de investigación para esclarecer los hechos y solicitó información a esta sociedad, pero la petición no fue atendida.

La Defensoría trasladó el expediente al Instituto Vasco de la Mujer para que diera inicio del correspondiente procedimiento sancionador por infringir la Ley para la igualdad de hombres y mujeres, lo que puede acarrear una sanción de hasta 900 euros.