Ferran Adrià dice que "profesionalmente, después de este libro ya me puedo morir"

  • Barcelona, 14 abr (EFE).- El cocinero Ferran Adrià considera que después de la edición del libro "Comer para pensar. Pensar para comer", presentado hoy y concebido por Richard Hamilton, uno de los padres del pop-art, y por Vicente Todolí, director de la Tate Modern de Londres, "profesionalmente, ya me puedo morir".

Ferran Adrià dice que "profesionalmente, después de este libro ya me puedo morir"

Ferran Adrià dice que "profesionalmente, después de este libro ya me puedo morir"

Barcelona, 14 abr (EFE).- El cocinero Ferran Adrià considera que después de la edición del libro "Comer para pensar. Pensar para comer", presentado hoy y concebido por Richard Hamilton, uno de los padres del pop-art, y por Vicente Todolí, director de la Tate Modern de Londres, "profesionalmente, ya me puedo morir".

Acompañado por Todolí, por representantes de la Obra Social de Caixa Catalunya como Narcís Serra y por otros de la editorial Actar como Ramon Prat, Adrià se ha convertido este mediodía en el protagonista de la presentación de este volumen, que surge después del paso del cocinero, en el año 2007, por Documenta 12, la muestra de arte más importante del mundo.

Con una tirada inicial de 30.000 ejemplares y editado en castellano, catalán, inglés y alemán, el libro trata de descifrar los procesos creativos del chef, su participación en Documenta, a la vez que cuestiona los límites de la creatividad, el lenguaje, el arte y sus diferentes medios de expresión.

Adrià ha mantenido que es una obra sobre el diálogo entre cocina y arte y ha remarcado: "servirá para demostrar que Ferran Adrià, el restaurante "elBulli" y la cocina son unos enamorados del mundo del arte, del que queremos aprender mucho, sin que tengamos pretensión de entrar en su circuito".

A su juicio, el libro supone un punto de inflexión, donde "se refleja que hay cosas imposibles que se hacen".

Emocionado, ha rememorado cómo inició esta aventura, "que ni el mejor de los guionistas podría haber imaginado", en la que acabó embarcando a Hamilton, un icono del pop-art que acudió por primera vez a "elBulli" en el año 1963, acompañado de Marcel Duchamp; a Vicente Todolí, que ha llegado a calificar de "epifanía" la experiencia de comer en este restaurante del Empordà, y a Matt Groening, creador de la serie "The Simpsons" y autor del dibujo de la portada.

Ferran Adrià ha recordado que al acabar Documenta quería que quedara de alguna manera plasmada la experiencia y se lo comentó a Hamilton y a Todolí, que rápidamente, y "a cambio de nada", dijeron que se hacían cargo de los contenidos del libro.

El diseño gráfico es de Fernando Gutiérrez, Cristina Giménez es la responsable de la coordinación editorial del volumen -que tiene un precio de 36 euros-, mientras que algunos de los artículos son obra del crítico Adrian Searle, de Roger M. Buergel y Ruth Noack, director de Documenta 12 y comisaria, respectivamente, y de Marta Arzak, responsable de Educación e Interpretación del Museo Guggenheim de Bilbao.

Para el vanguardista cocinero, aunque ya se han escrito otros libros sobre él y "elBulli", este es el que ofrece "la imagen más emocional" de todo lo que él defiende desde hace más de 25 años, no sin polémicas, según ha reconocido hoy.

Por su parte, Vicente Todolí (Hamilton, de 86 años, sólo acudirá a la presentación del libro en Madrid) cree que su trabajo en este proyecto "ha sido como hacer una exposición en forma de libro" y ha agregado que ha estado en "elBulli" unas diez veces, siempre viviendo "experiencias diferentes" y que llevan "a otro mundo de la creatividad".

Preguntado Ferran Adrià sobre el elitismo de sus propuestas culinarias, con precios que no están al alcance de la mayoría de los bolsillos, ha defendido que este hecho ocurre por "un problema de capacidad y de producción" y ha puesto como ejemplo que los restaurantes nunca podrán tener la dimensión de un estadio de fútbol o de un teatro.

Sin embargo, ha indicado que muchas personas también esta noche harán un esfuerzo económico para poder ver el partido que juega el Barça contra el Bayern de Múnich y ha agregado que "lo que ha comportado la cocina de vanguardia en estos últimos años es una nueva actitud ante la comida".

"Aunque, a un ochenta por ciento de las personas la comida les interesa un pepino, a otro veinte por ciento sí les gusta la gastronomía. Estábamos espantados por la crisis, pero cualquier acto que se hace relacionado con la cocina llena. Estando alrededor de una mesa eres feliz. Si no, ni yo mismo entendería lo que está pasando", ha concluido.