Michel Bras, premio 'Navarra Gourmet 2009', asegura que el siglo XXI será el de la naturaleza "o no será nada"

Bacalao Giraldo recibe la Medalla de Oro a la Calidad al mejor producto elaborado en España de la Ciudad Agroalimentaria de Tudela

PAMPLONA, 19 (EUROPA PRESS)

El cocinero francés Michel Bras destacó hoy la importancia de las verduras, tras recibir el Premio 'Navarra Gourmet' en su edición de 2009 de manos de Martín Berasategui, ya que a su juicio, el siglo XXI "será el de la naturaleza o no será nada".

Bras recibió esta mañana el principal galardón del III Congreso Internacional Navarra Gourmet-Vive las Verduras, que se celebra desde ayer en Baluarte, en reconocimiento por su "vinculación, apoyo y exaltación de las verduras".

El galardonado, que empezó en los años 80 usando hierbas autóctonas recogidas apenas una horas antes, agradeció el premio y aseguró que es "especial" porque reconoce al mundo vegetal, "la expresión más bonita de lo que tenemos en la cocina". En su opinión, en un momento de "pérdida de valores, es importante tender hacia el mundo vegetal y natural".

Bras, que aseguró también que el premio era "todo un honor" que "también merecen otros muchos profesionales", es uno de los cocineros más influyentes del panorama internacional y cuenta con tres estrellas Michelín desde 1999.

El cocinero francés, nacido en 1946 en Gardiac, recoge el testigo de Ferrán Adría y Martín Berasategui. Este último, que recibió el galardón en la edición del año pasado, destacó en su intervención la labor profesional de Bras "pero sobre todo su personalidad", ya que es "un buen marido, padre y amigo".

Además Berasategui, que sostuvo que Bras "va a pasar a la historia de la cocina de todo el mundo" por su "influencia para muchos cocineros", destacó la humildad actual del premiado "que mantiene igual que cuando no era conocido".

Por su parte la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Begoña Sanzberro, felicitó asimismo al premiado y mostró su satisfacción por el transcurso del congreso, del que espera se convierta en "un foro vivo".

ESTILO PROPIO

Según destacó el jurado, Bras creó, a principios de los 80 trabajando la sustracción, "un estilo propio, que ha cambiado el curso de la cocina contemporánea, con pocos elementos distintos en el plato, uso de hierbas autóctonas recogidas apenas unas horas antes, abolición de natas y salsas, nitidez, minimalismo, sensibilidad, rigor, extremo respeto por la estacionalidad de los productos y un fuerte arraigo a las propias raíces".

Uno de sus platos más emblemáticos es el Gargouillou de Verduras (Gargouillou de jeunes légumes, dit clasique relevé des grains germés & d'herbes champetre), compuesto por más de 30 verduras diferentes cocidas por separado, que por último se saltean ligeramente en una sartén con una loncha de jamón y se les añade varios brotes y hierbas aromáticas.

MEDALLA DE ORO

Además, en el mismo acto se entregó también la Medalla de Oro a la Calidad al mejor producto elaborado en España, concedido por la Ciudad Agroalimentaria de Tudela, al Bacalao al pil-pil de Bacalao Giraldo S.L. de Legutiano (Álava).

Este producto se impuso en la ronda final a las Huevas de trucha de Cal&Ter de la Piscifactoría Industrial el Zarzalejo, de El Jardín (Albacete); Croquetas de Ibérico de Ameztoi Anaiak, de Zestoa (Guipuzcoa); Puré de patata de Yemas de Santa Teresa, de Las Rozas (Madrid); y Cocido castellano 'Señorío del Campo' de Legumer Precocinados, de Pajares de la Laguna (Salamanca).

Por último, el vino de Bodegas Urabain Prado de Chica Selección especial 2004, de Allo, recibió la Medalla de Oro a la Calidad al mejor vino de Navarra.