Santamaría destaca que la cocina es un servicio a la sociedad y no para "enaltecer" el ego de los cocineros

SEVILLA, 23 (EUROPA PRESS) El cocinero español con más estrellas Michelin, Santi Santamaría, afirmó hoy que la cocina es un servicio a la sociedad y no es para "enaltecer" el ego de los cocineros, pues se debe hacer "siempre pensando en los demás, en que hay clientes que van a venir y van a llenar los restaurantes". En declaraciones a Europa Press antes de ofrecer la conferencia 'Retos de la cocina en tiempos difíciles', en el Club Antares, Santamaría señaló que desea el progreso, mejorar tecnológicamente, innovar en los espacios de cocina y acortar distancias para ser más competitivo, pero "la tecnología no se come", por lo que apostó por "volver a la raíz, pensar en los productores que a veces la elite no tiene en cuenta esta realidad". Apuntó que la cocina es patrimonio "de todos", por lo que poner en cuestión determinados ingredientes que utiliza la "gran" industria y que "han entrado en la alta restauración desde hace pocos años "no debe preocupar a nadie", sino que "quien está perjudicando es quien da muestras de un talante poco dialogante por defender una parcela de poder utilizando el dinero público". "Es intolerable que un consumidor pague dos veces la factura del restaurante: una cuando las instituciones apoyan con dinero publico determinadas iniciativas privadas que pagamos entre todos y otra cuando va al restaurante", subrayó. Asimismo, indicó que "lo que está muy mal es que la gente vaya vendiendo aditivos por el mundo", a lo que añadió que "no debe inquietar ni preocupar discutir sobre los caminos por donde debe evolucionar la cocina sino que se debe incentivar". APUESTA POR EL MERCADO DE PROXIMIDAD El cocinero con mas estrellas Michelín señaló además que la cocina española debe apostar por el mercado de proximidad que es "la sociedad española" y, al mismo tiempo, pensar que "España tiene una diversidad de cocinas que tiene un gran interés en el mundo para los turistas", pero "siempre antes el mercado de proximidad". Por último, llamó la atención sobre una sociedad que "no respeta el pan ni respeta los alimentos más puros y más básicos es una sociedad que necesita revisarse y replantearse qué ha pasado". "La opulencia de unos años ha condicionado hasta el punto de que no tenemos respecto por las cosas más elementales", apostilló.