Seis franquicias gastronómicas de Perú negocian su ingreso a países vecinos

  • Lima, 7 may (EFE).- Al menos seis franquicias peruanas del rubro gastronómico negocian actualmente su ingreso a los mercados vecinos de Colombia, Ecuador y Chile, además de la importante plaza de México, reveló hoy el presidente de la Cámara Peruana de Franquicias, Luis Kiser.

Seis franquicias gastronómicas de Perú negocian su ingreso a países vecinos

Seis franquicias gastronómicas de Perú negocian su ingreso a países vecinos

Lima, 7 may (EFE).- Al menos seis franquicias peruanas del rubro gastronómico negocian actualmente su ingreso a los mercados vecinos de Colombia, Ecuador y Chile, además de la importante plaza de México, reveló hoy el presidente de la Cámara Peruana de Franquicias, Luis Kiser.

El representante dijo a la agencia estatal Andina, que "se puede decir que estas empresas tienen candidatos fuertes que quieren llevar su concepto a otras realidades, pues confían en el éxito".

El interés de esos países en las franquicias peruanas se activó después de que la oferta local participase en ferias organizadas en México y otros países de la región.

"Llevar una franquicia a una feria no es caro, porque existe el apoyo de (la oficina estatal) Promperú y la Cámara Peruana de Franquicias, y es rentable ya que se pueden asegurar regalías mensuales por cinco o diez años, como mínimo, de concretarse el negocio", agregó.

Kiser dijo que actualmente hay otras diez empresas peruanas en proceso de convertirse en franquicias, entre las cuales citó a los restaurantes Chala, El Huarique, Pescados Capitales, El Señorío de Sulco, Puerto Máncora y Manos Morenas.

Las gastronomía peruana atraviesa un "boom" en los últimos años debido a su variedad, producto de una conjunción de las cocinas andina, española, china, japonesa, e italiana, entre otras.

Varias franquicias peruanas están afincadas actualmente en Santiago de Chile, Bogotá, Miami, Los Ángeles y Madrid, algunas de las ciudades que tienen grandes comunidades de residentes peruanos.

"Perú vive una efervescencia del mercado de franquicias, principalmente en el aspecto gastronómico, al aprovechar el efecto paraguas de la 'marca Perú' en la comida", comentó Kiser.

Sin embargo, criticó la informalidad de los que ofrecen "franquicias chatarra", sin respaldo técnico ni financiero, que afectan la imagen del sector en general.

Kiser informó que aproximadamente a mediados de este año estará listo el proyecto de sello de calidad para las franquicias peruanas, que será entregada por una certificadora internacional.