El Principado invertirá más de 9 millones de euros en la mejora de accesos en el concejo de Ribera de Arriba

OVIEDO, 28 (EUROPA PRESS)

El Consejero de Medio Ambiente visitó las obras recién comenzadas de los accesos a Soto de Ribera, en las que se invertirán cerca de 7,3 millones de euros, y a Las Segadas, con 1,8 millones de euros de inversión, según informó el Gobierno regional mediante una nota de prensa.

El Gobierno del Principado de Asturias invertirá más de nueve millones de euros en la mejora de accesos en Ribera de Arriba. Así lo puso de manifiesto esta mañana el Consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, Francisco González Buendía, quien se desplazó al concejo para visitar las obras de los accesos a la capital, Soto de Ribera, que han comenzado recientemente y en las que se van a invertir cerca de 7,3 millones de euros.

González Buendía, que durante su visita estuvo acompañado por el alcalde, José Ramón García, y por el Director General de Carreteras, José María Pertierra, aprovechó la ocasión para acercarse a las obras que mejorarán los accesos a Las Segadas, que se encuentran en plena ejecución, y a las que se destinan cerca de 1,8 millones de euros.

En total, más de 9 millones de euros para acometer dos infraestructuras, que suman poco más de un kilómetro en total, pero que el Consejero de Medio Ambiente calificó de "vitales" para aumentar la calidad de vida de los vecinos que acceden diariamente a los principales núcleos de Ribera de Arriba, al mejorar la seguridad y la fluidez del tráfico que circula por la zona.

LOS ACCESOS A SOTO DE RIBERA

Las obras de construcción de accesos a Soto de Ribera cuentan con un presupuesto cercano a los 7,3 millones de euros (7.291.948,56 euros) para un tramo de 705 metros, incluyendo la totalidad de viales previstos. La empresa adjudicataria es la Unión Temporal de Empresas formada por Corsán-Corviam Construcción S.A. y Sedes S.A que cuenta con 24 meses para concluir los trabajos.

Se trata de una obra de gran complejidad que pretende mejorar los actuales accesos a la capital del concejo y a la localidad de Vegalencia, tratando de facilitar la conexión de los usuarios de la zona con la vía de salida, la carretera N-630. Actualmente, el acceso a Soto de Ribera se realizaba tras atravesar un puente de unos 80 metros, sobre el río Caudal, y un paso a nivel sobre las vías de FEVE; y a Vegalencia, se accedía a través de una vía sinuosa, tras una intersección con la carretera N-630, en la localidad de Entrepuentes.

El proyecto previsto consiste en la ejecución de una nueva intersección en forma de glorieta en la carretera N-630, una vez pasado el actual puente sobre el río Nalón (en dirección a Mieres). Desde la glorieta partirán dos nuevos viales: uno que forma el nuevo acceso a Soto de Ribera y otro que unirá la glorieta con la carretera a Vegalencia, desde donde también se reubicará el acceso al Picón. El ramal de acceso a Soto de Ribera contará con una longitud de 186,7 metros y discurrirá en recta hasta empalmar con una curva de 50 metros de radio que conecta con la carretera AS-322.

Como elemento singular de la obra, y dadas las características ambientales y técnicas del emplazamiento, se prevé la construcción de un vial que incluirá un viaducto sobre el río Caudal y las vías de FEVE, con tipología de Puente Atirantado. Esta estructura, de 205 metros de longitud, contará con vanos centrales de 93,5 metros y vanos laterales de 9 metros.

Se ha optado por este diseño con el fin de cumplir con la Declaración de Impacto Ambiental que establecía la obligatoriedad de permitir la permeabilidad de la fauna asociada a la ribera del río Caudal y la del propio bosque de ribera, impidiendo realizar obras que, una vez concluidas, afectasen directamente a los cauces o a los acuíferos existentes.

ACCESO A LAS SEGADAS

Las obras de acceso a Las Segadas cuentan con un presupuesto de 1.782.849,46 euros para acometer una actuación de 447 metros. La empresa que está llevando a cabo los trabajos es OGENSA, que cuenta con un plazo de ejecución de ocho meses.

La actuación prevista supondrá mejoras al conseguir evitar la actual intersección desde la carretera nacional 630 y el paso bajo las vías para llegar a la localidad de Ribera de Arriba. La reforma de este acceso era muy necesaria por el intenso tráfico de camiones que soporta, ya que por él circula el tráfico pesado que abastece de carbón a la térmica de Soto de Ribera, a la vez que da acceso a la carretera que va a Bueño. Igualmente, lo hacían necesarias las deficientes condiciones de seguridad que tiene el trayecto actual.

Ahora, para llegar a la población desde la N-630, los conductores tienen que pasar una intersección, con carriles centrales para giros a la izquierda, y cruzar bajo las vías de Renfe por un paso inferior, de unos 12 metros de longitud y entre cinco y siete metros de ancho. Luego conectan en Las Segadas con la carretera que comunica la localidad con Soto del Rey en una intersección en la que hay que realizar giros de hasta 140 grados.

Estos obstáculos y dificultades terminarán una vez ejecutada la glorieta a nivel, que ya se está ejecutando, y que sustituirá el trazado actual para cruzar la línea ferroviaria. Con ella se mejorará sustancialmente la seguridad, los radios de giro y el tránsito peatonal.

El acceso se realizará por un nuevo paso inferior a la vía de Renfe, a escasos metros del anterior, con una disposición en planta más favorable y con mayores dimensiones que el actual. También está prevista la construcción de aceras que permitan un acceso peatonal seguro a la parada de autobús, con aceras de 1,50 metros a ambos lados de la vía.

El paso inferior se iluminará con cuatro proyectores además de reponer la iluminación afectada por las obras. También está previsto colocar señalización vertical y horizontal y todos los elementos de balizamiento necesarios para garantizar la seguridad vial.