Jeringuillas y preservativos acaban entre la basura por falta de contenedores específicos en parques y jardines, denuncia IU

Esta formación asegura que los jardineros se ven obligados a verter insecticidas y pesticidas en el alcantarillado

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La portavoz de Medio Ambiente de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Raquel López, denunció en la última comisión del ramo que jeringuillas y preservativos acaban en bolsas, entre la basura convencional, por la falta de contenedores específicos para residuos sanitarios en los parques y jardines de la ciudad.

López expuso hoy en la comisión ordinaria de Medio Ambiente que la "desidia municipal, que no la de los trabajadores", lleva a que los jardineros se vean obligados a verter en el alcantarillado productos fitosanitarios, como insecticidas y pesticidas, al no disponer de los contenedores específicos que permitirían su traslado al correspondiente Punto Limpio. Todo ello se hace "con el consentimiento de las empresas, que son las responsables", apuntó la concejala.

Para la edil, éstos son sólo algunos ejemplos del "total descontrol" que el Ayuntamiento de Madrid consiente en el tratamiento de los residuos que se generan en los parques y jardines de la ciudad.

"La desidia municipal deriva en el incumplimiento de la ley con el riesgo que eso conlleva y pese a que hay empresas privadas que son pagadas con dinero público y que deberían velar por que estas tropelías no ocurrieran", denunció la concejala.

La réplica vino de la mano de la delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, que dijo que a las empresas contratadas por el área "se les multa de manera continuada" si incumplen sus compromisos. Además aseveró que confía en las empresas y puso en tela de juicio las denuncias hechas por los jardineros preguntándose si "son los mismos que andan manifestándose pidiendo una subida de un 40 por ciento". Estos trabajadores están llamados a la huelga el próximo 19 de mayo.

Por otro lado, la concejala de IU tachó de "asombroso" que la nueva Ordenanza de Limpieza multe con hasta 750 euros al vecino que no separe en origen pero "no controle a las empresas que trabajan con residuos y los mezclan sin ningún rubor".

-. Firma: VGF .-