Los casinos de Donald Trump en Atlantic City presentan suspensión de pagos

  • Nueva York, 17 feb (EFE).- Trump Entertainment Resorts, la firma de Donald Trump que gestiona casinos en Atlantic City (EE.UU.), presentó suspensión de pagos, afectada por la fuerte reducción del gasto de los estadounidenses y menos de una semana después de que el magnate decidiera abandonar la compañía.

Los casinos de Donald Trump en Atlantic City presentan suspensión de pagos

Los casinos de Donald Trump en Atlantic City presentan suspensión de pagos

Nueva York, 17 feb (EFE).- Trump Entertainment Resorts, la firma de Donald Trump que gestiona casinos en Atlantic City (EE.UU.), presentó suspensión de pagos, afectada por la fuerte reducción del gasto de los estadounidenses y menos de una semana después de que el magnate decidiera abandonar la compañía.

"Nos vamos a centrar en nuestro objetivo de reestructurar con éxito la compañía y reducir la deuda para fortalecer el balance de cuentas durante estos difíciles momentos económicos", explicó hoy el director ejecutivo de la compañía, Mark Juliano, en un comunicado.

Tras cuatro años como presidente del consejo de administración, Trump anunció el pasado viernes que abandonaba la compañía, después de que se rechazara su oferta de comprarla.

Ivanka Trump, hija del multimillonario de 62 años, también comunicó hace cuatro días que abandonaba Trump Entertainment, donde sirvió de imagen pública.

Esta es la tercera vez en su historia que la compañía se acoge a la protección del capítulo 11 de la ley estadounidense que regula las bancarrotas en el país. Al final de 2008 acumulaba una deuda de 1.740 millones de dólares, frente a unos activos de 2.100 millones.

La petición voluntaria de suspensión de pagos, que se adelantó a la que podrían haber presentado los titulares de deuda de la compañía, se solicitó ante el Tribunal de Bancarrota de Camden (Nueva Jersey).

En ese estado se encuentra Atlantic City, el equivalente a Las Vegas en la costa este de Estados Unidos y donde Trump Entertainment tiene tres casinos que ya han pasado por la bancarrota en ocasiones anteriores y que durante el último año se han visto duramente afectados por la crisis que vive el país.

La recesión económica y la destrucción de empleo, así como la creciente competencia procedente de otros estados y problemas estructurales del sector han hecho que el gasto de los estadounidenses en partidas prescindibles como el juego se haya reducido drásticamente en los últimos meses.

La firma tenía que abonar 53 millones de dólares por los intereses generados por su deuda, pero el plazo fijado acabó hoy sin que Trump Entertainment realizara ese pago.

La idea de la compañía, según detalló en un comunicado, es reestructurar su capital y su deuda, mientras que los tres casinos afectados por la bancarrota seguirán operando con normalidad.

El magnate del sector inmobiliario controla cerca del 28 por ciento de la compañía, según los datos más recientes remitidos a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés), aunque esa inversión apenas supone un 1 por ciento de su fortuna.

Hacia la media sesión, las acciones de Trump Entertainment caían el 30 por ciento y se negociaban a tan solo 16 centavos por título en la Bolsa de Nueva York.

En el último año sus acciones han caído un 96,4 por ciento y su precio queda ya muy lejos de los más de 22 dólares a los que llegó a negociarse en mayo de 2006, un año después de salir de la bancarrota.