La aparición de acúfenos aumenta en los últimos años debido a una exposición indebida a la música, según un experto


MADRID|

Los acúfenos son una alteración del sistema nervioso que hace que una persona perciba sonidos sin que exista un estímulo externo que los provoque y, en los últimos años, los especialistas han visto como los casos de aparición de estos a causa de una exposición indebida a la música ha ido en aumento, según ha destacado el otorrinolaringólogo y director médico del centro auditivo especializado en acúfenos, OTOTECH, el doctor Martínez-Monche, con motivo del Día Internacional de la Música, que tendrá lugar este miércoles 21 de junio.

Los colectivos que más riesgo tienen de sufrir acúfenos son aquellos que más se exponen a la música alta, es decir, los usuarios de reproductores de audio personales, los asistentes a conciertos y discotecas, los músicos o los trabajadores de locales de ocio nocturnos, entre otros.

Así, para los músicos sufrir este problema puede llegar a obligarles a retirarse de su carrera profesional, suponiendo una grave alteración de su ritmo de vida; o si quieren seguir ejerciendo su profesión, convivir con dicha dolencia el resto de su vida y, por ello, el experto ha recomendado usar tapones aislantes de silicona u otros materiales, así como limitar el tiempo de exposición realizando descansos, por ejemplo, a lo largo de los ensayos.

En cuanto a la exposición de altos niveles de sonido en los locales nocturnos, el doctor Martínez-Monche ha alertado sobre la importancia de concienciar, no tan solo a los trabajadores de discotecas o pub, que tienen que aguantar niveles por encima de la limitación (entre 105-110 decibelios (dB) frente a los 85 dB que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS)), sino también a los clientes que frecuentan estos locales, a quienes ha recomendado situarse cerca de la torre de los técnicos de sonido, pues es el "mejor" lugar para disfrutar de un concierto sin necesidad de situarse cerca de los altavoces.

Además, no solo quienes están expuestos diariamente a la música pueden padecer acúfenos, pues los usuarios de reproductores de música, si realizan un manejo indebido de los mismos, también pueden llegar a sufrirlos.

Medidas como reducir el volumen de los dispositivos para que no superen el 60 por ciento de su volumen total o reducir la frecuencia de uso de dichos aparatos a menos de 1 hora al día pueden ser esenciales para reducir la incidencia de acúfenos en personas jóvenes, principales usuarios de este tipo de dispositivos móviles.