Aravaca, que quieren fomentar la lectura durante el tiempo de ocio

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Las bibliotecas de Verano de las piscinas municipales del distrito de Moncloa-Aravaca situadas en la Casa de Campo, en el Centro Deportivo José María Cagigal y en la calle Francos Rodríguez, abrieron hoy sus puertas con el objetivo de fomentar la lectura durante el tiempo de ocio de los madrileños, según informó hoy el Ayuntamiento de Madrid.

La presentación de las Bibliotecas, que se celebró hoy en la Piscina Municipal de la Casa de Campo, giró en torno a la candidatura de Madrid 2016, y durante la misma se desarrollaron diversas actividades de animación para niños destinadas a promover la lectura y la práctica deportiva bajo el lema 'Mens sana in corpore sano'.

Además, una gran 'mano olímpica' fue la encargada de conducir las actividades y de animar a los niños a imaginar su personaje de cuento favorito haciendo deporte y dibujándolo. Asimismo, un equipo de fotógrafos realizó retratos de los niños participantes y les entregó su fotografía como recuerdo.

La iniciativa de las bibliotecas de Verano pretende fomentar la lectura durante el tiempo de ocio de los madrileños, y a lo largo de los dos años en que han estado en funcionamiento, han registrado un total de 2.000 altas de usuarios y han prestado un total de 6.000 libros y 16.000 periódicos y revistas.

Dotadas con 500 volúmenes cada una y atendidas por auxiliares bibliotecarios para asesorar a los usuarios, prestarán libros durante todo el horario de piscina, de 11 a 21 horas hasta el final de la temporada, previsto para el 6 de septiembre.

Los fondos están constituidos principalmente por novela, aunque también pueden encontrarse títulos de poesía o teatro, así como la prensa del día y distintas cabeceras de revistas de cultura y ocio. Este año, como apoyo a la candidatura olímpica de Madrid 2016, se ha incorporado una sección de libros sobre deporte y Olimpismo, tanto para niños como para adultos.

La selección ha tratado de acercarse a los gustos y preferencias literarias de los lectores. Así, un 35 por ciento de los títulos seleccionados corresponde a literatura infantil y juvenil, ya que en el periodo estival la afluencia de público joven y de niños es notable.

Para acceder al préstamo de libros, basta con presentar el carnet de usuario de la Red de Bibliotecas Municipales. A quienes no lo tengan se les facilitará la ficha de solicitud, que podrán rellenar en el acto y retirar su libro sin necesidad de esperar a recibir el carné. Los libros de las bibliotecas de verano podrán ser leídos por los usuarios en las propias instalaciones de las piscinas o retirados en concepto de préstamo por espacio de 15 días, prorrogables.

Al igual que el año pasado, los fines de semana tendrán lugar sesiones de cuentacuentos y otras actividades lúdicas en torno a los libros y la lectura dirigidas a los niños.