El Festival de la Linterna chino se cierra con un trágico final

  • Pekín, 10 feb (EFE).- El Festival de la Linterna, primera Luna llena del año tradicional chino con la que terminan las fiestas del Año Nuevo, ha concluido de forma trágica debido el incendio causado en un rascacielos de Pekín por los petardos con los que los chinos festejan este día.

El Festival de la Linterna chino se cierra con un trágico final

El Festival de la Linterna chino se cierra con un trágico final

El Festival de la Linterna chino se cierra con un trágico final

El Festival de la Linterna chino se cierra con un trágico final

Pekín, 10 feb (EFE).- El Festival de la Linterna, primera Luna llena del año tradicional chino con la que terminan las fiestas del Año Nuevo, ha concluido de forma trágica debido el incendio causado en un rascacielos de Pekín por los petardos con los que los chinos festejan este día.

Un nuevo hotel de 159 metros de altura, el Mandarin Oriental, cercano al complejo de la televisión estatal china (CCTV), en el sureste de la capital, fue anoche pasto de las llamas en un accidente que causó la muerte a un bombero.

Otras siete personas -seis bomberos y un trabajador de la CCTV- fueron trasladadas al hospital de Chaoyang, dónde permanecen en observación, aunque los médicos no temen por su vida.

Precisamente, el Gobierno de Pekín relajó durante el Festival de la Primavera (principal festividad china y que marca el inicio del Año Nuevo Lunar) la prohibición de prender fuegos artificiales y petardos en el centro urbano, oportunidad que los pequineses aprovecharon al máximo desde le pasado 26 de enero hasta anoche.

En la localidad de Dejiang, en la provincia de Guizhou (sur), la fiesta también se vio acompañada de incidentes, por una pelea entre policías y bailarines de las tradicionales danzas del dragón que protestaban por la prohibición de desfilar por el centro de la ciudad.

En el altercado hubo ocho heridos, tres de ellos policías, según informó la prensa local.

En otras ciudades de China la fiesta se desarrolló de forma más tranquila.

En Tianjin, ciudad situada a unos 200 kilómetros al este de Pekín, la fiesta la marcaba a primera hora de la tarde un desfile en el que las mujeres interpretaron una danza de pañuelos para crear buena atmósfera para el resto del año, recorriendo las calles más céntricas de la ciudad.

Además, bandas de música, fundamentalmente de tambores, acompañaron a gigantes y personajes de ópera vestidos con coloridos trajes de seda bajo guirnaldas de farolillos de color rojo, que simbolizan la buena suerte, caminando de extremo a extremo de la calles con mensajes de feliz año nuevo y prosperidad.

En el balcón de una de las plazas representaron una boda y en otro una ruidosa ópera tradicional, además de concursos para premiar a los artesanos más ingeniosos y artistas locales sorprendiendo a los más pequeños con juegos tradicionales.

En la región autónoma china de Mongolia Interior siguieron una tradición denominada "Zhuandeng", de más de 3.000 años, consistente en encender 365 linternas, una por cada día del año, y caminar alrededor de ellas.

En la provincia de Qinghai (oeste de China) más de 40 monjes hicieron una exposición de flores con motivo del festival, una tradición anual que ha dado fama al monasterio.

Así lo hicieron también en Shanghai, pero en este caso con 150 plantas con el caracter "deng", que significa linterna.

En este día, las familias comen reunidas los llamados "yuanxiao", pequeñas bolas de arroz que en la cultura china simboliza la plenitud y la perfección, mientras que la consistencia pegajosa de este dulce representa los estrechos lazos que deben mantener todos los miembros de la familia.

Expertos del planetario de Pekín señalaron que la luna de anoche fue la más grande y la más redonda de los últimos 52 años, según Xinhua.

Hay registros históricos del Festival de las Linterna desde la dinastía Han (206 AC-221 DC).