La Policía cántabra recomienda tomar precauciones y difunde varios consejos para quienes se vayan de vacaciones

SANTANDER, 6 (EUROPA PRESS)

La Jefatura Superior de Policía en Cantabria recomendó hoy a los ciudadanos que vayan a ausentarse durante las vacaciones de Semana Santa que tomen precauciones y sigan una serie de consejos, tanto para mayor seguridad de la vivienda, como para proteger sus propios enseres durante el viaje.

Así, en un comunicado, la Jefatura aconseja cerrar la puerta con llave, porque el resbalón se abre muy fácil y sin ruido; y dejar también cerradas las ventanas, sobre todo en pisos altos, bajos o que den a patios o escaleras; pero no cerrar totalmente las persianas.

Además, se recomienda no dejar señales de que la vivienda está desocupada, por ejemplo, dejando encendida una radio o alguna luz; y no comentar en público que se va a ausentar de casa ni su marcha de vacaciones.

También se debe encargar a alguien que recoja la correspondencia, facilitar a alguien de confianza un número de contacto y no dejar en casa objetos de valor, talonarios o tarjetas de crédito.

Asimismo, se insta a los vecinos a avisar a la Policía de la presencia de personas extrañas en su escalera o urbanización, teniendo en cuenta que a veces los ladrones en viviendas son chicas jóvenes que fuerzan las puertas con palanquetas que esconden bajo sus ropas. En esta misma línea, ante cualquier ruido o situación extraña en el domicilio de algún vecino, se debe llamar al 091.

Si el delito se ha producido, no se debe tocar nada hasta la llegada de la Policía.

Durante el viaje, se recomienda evitar que se vean las maletas que se transportan en el vehículo y no aparcar en sitios solitarios con el equipaje dentro del coche. En todo caso, siempre que se aparque el coche debe verse vacío. En ciudad, es aconsejable circular con las ventanas cerradas y los seguros bajados, sobre todo en zona de semáforos.

En estaciones y aeropuertos no se debe perder de vista las maletas, ni trasladar paquetes ni facturar maletas ajenas. Además, en los viajes no se debe hacer ostentación de joyas o dinero.

En los apartamentos de vacaciones se recomiendan las mismas medidas de seguridad que en el domicilio habitual, se aconseja ir a la playa sólo con los objetos necesarios y no sacar dinero en los cajeros solitarios.