4 en Las Cabezas de San Juan (Sevilla)

SEVILLA, 3 (EUROPA PRESS)

Las carreteras andaluzas concentraban pasadas las 18.00 horas de hoy retenciones de tráfico por la 'operación retorno' del puente del primero de mayo y por el Gran Premio de Motociclismo de Jerez de la Frontera (Cádiz), destacando los atascos en la AP-4 sentido Sevilla, concretamente al paso de Las Cabezas de San Juan (Sevilla), con 13 kilómetros de retenciones.

Del mismo modo, varias carreteras se vieron afectadas por los fuertes vientos, tales como la A-381 en Alcalá de los Gazules (Cádiz) en ambos sentidos; la A-4 a su paso por Jerez de la Frontera (Cádiz) y en la A-7 por Algeciras (Cádiz); además de la N-340 en Tarifa (Cádiz).

Por su parte, en la provincia de Granada, la N-340 a su paso por Motril en ambos sentidos también padecieron los fuertes vientos, al igual que en la N-323 a su paso por Pinos del Valle; mientras, en Campillo (Málaga), en la A-384, el problema fue similar.

Concretamente, en el resto de carreteras españolas, las mayores retenciones se encontraban en Barcelona en la AP-7 a su paso por Gelida (siete kilómetros) o por Sant Celoni (cinco kilómetros). En la C-32, a la altura de Sitges, también tenía circulación difícil en siete kilómetros.

También con sentido a Barcelona, pero en la provincia de Tarragona, había doce kilómetros de complicaciones en la circulación en la N-340, el término de El Vendrrell, y otros ocho kilómetros en la AP-7, a la altura de Banyeres del Penedes.

No obstante, el punto de la geografía española que concentraba mayores dificultades circulatorias se encontraba a las 18.00 horas en Islares (Cantabria), con más de 30 kilómetros de circulación difícil en la A-8, con sentido Bilbao.

En sentido Madrid, era la M-501 la vía con mayores tramos de dificultades circulatorias, con cuatro kilómetros a la altura de San Martín de Valdeiglesias y tres en Navas del Rey. La A-3 también registraba atascos de unos cuatro kilómetros en Villarejo de Salvanes.

En sentido Valencia, las mayores complicaciones se hallaban en Alboraya, con nueve kilómetros de circulación difícil en la V-21.