El Ayuntamiento de Valladolid recaudó 1,4 millones de euros por las licencias de vados de aparcamiento en 2008

VALLADOLID, 19 (EUROPA PRESS) El Ayuntamiento de Valladolid recaudó durante el pasado año 2008 un total de 1.418.270 euros procedentes de las licencias de vados de aparcamiento, lo que supone un aumento de la recaudación del 18 por ciento con respecto a 2007. Según informaron a Europa Press fuentes del Consistorio vallisoletano, en 2008 se incorporaron a la gestión de vados un total 243 traseras vinculadas a alguna actividad. Además, se concedieron 29 licencias para vados de obra. Así, en 2008 la recaudación de la tasa de vados en el Ayuntamiento de Valladolid fue de 1.418.270, según los datos de la liquidación. De ellos, 92.485 se recaudaron por autoliquidación --por reservas de espacio para contenedores de obra o descarga gasoil-- y otros 111.190 --35.933 más que en 2008-- tuvieron que pasar a ejecutiva para hacer efectiva la satisfacción de los pagos. Desde el Servicio de Gestión de Ingresos indicaron que el número aproximado de vados existentes a finales de 2008 era de 6.300 mientras que en los datos de finales de 2007 figuraban 6.770. Asimismo, durante el pasado año, el servicio registró 125 transferencias de la titularidad, 67 anulaciones y 15 comprobaciones. El período de pago de esta tasa comenzará el próximo 4 de septiembre y se realizará de manera voluntaria durante un periodo de dos meses hasta el 5 de noviembre. Las licencias de vado se conceden a garajes y aparcamientos de viviendas unifamiliares o en régimen de propiedad horizontal y para locales destinados a garajes de uso privado siempre que cuenten con una capacidad mínima para la efectiva ubicación de cuatro vehículos y una extensión mínima de 100 metros. También se otorgan para talleres y otros servicios del automóvil en los que sea necesario el acceso de vehículos desde la vía publica, para locales destinados a almacén u otra actividad empresarial, para acceso a ambulancias o vehículos de urgencia, para acceso de vehículos destinados al transporte de fondos o valores al interior de entidades bancarias o para obras de construcción, demolición, reforma y reparación de edificios. No se autorizarán vados para locales destinados a encerraderos de vehículos que tengan una extensión inferior a 100 metros, cuando estén situados en calles o plazas consideradas de alta intensidad de trafico rodado o estén en calles que según el mismo tengan horario de carga y descarga, ni para locales destinados a garajes de uso publico o para aparcamientos públicos o privados situados fuera de la vía publica con capacidad mínima para quince vehículos. Tampoco se conceden vados en zonas ocupadas por jardines o arbolado, cuando el límite exterior del vado está a menos de seis metros de una esquina, cuando se encuentra a menos de diez metros de semáforos o a un metro de las farolas, cuando la estrechez de la calle impida la maniobra de giro de los vehículos o por la proximidad a un monumento público. En las vías comprendidas dentro del casco histórico artístico se impedirá que el vado desentone del conjunto y se exigirán todas las adaptaciones necesarias al efecto.