Huelva.- Junta elimina un punto de concentración de accidentes en la A-494, por donde transitan trabajadores agrícolas

HUELVA, 09 (EUROPA PRESS) La Delegación Provincial de Obras Públicas y Transportes eliminará el único punto de concentración de accidentes detectado en la red autonómica de carreteras de la provincia de Huelva, localizado en la carretera A-494 de San Juan del Puerto-Matalascañas desde el punto kilométrico 17,100 al 20, y por el que transitan habitualmente los trabajadores de las fincas agrícolas. El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 3,5 millones de euros, se enmarca en la programación de la Consejería de Obras Públicas y Transportes para mejorar la seguridad vial en tramos que presentan una siniestralidad elevada relacionada con las circunstancias de la vía, el tráfico o bien por otro tipo de incidencias, como irrupción de peatones en arcenes, según explicó la Junta en una nota. En concreto, esta actuación pretende prevenir los atropellos de trabajadores detectados en sus desplazamientos a las fincas agrícolas con la construcción de un acerado peatonal en hormigón con una longitud de 1.800 metros que discurrirá paralelo a la carretera, pero separado de ésta mediante una vía de servicio pavimentada. Las obras consisten en la repavimentación de las zonas de influencia de la intersección de las carreteras A-494 con la A-5026, que da acceso al núcleo urbano de Palos de la Frontera, y se construirán dos vías de servicio pavimentadas con mezcla bituminosa en caliente, una a cada margen de la A-494 entre el PK 17,600 y 19,700 en la margen izquierda, y entre el PK18 y final de proyecto (PK 20) en la margen derecha. Estas dos vías de servicio van a cumplir la función de reordenar los accesos directos de las fincas agrícolas a la carretera que existen en la actualidad para reconducirlos a los seis nuevos accesos que se situarán en los PK 17,600, PK 18, PK 18,400, PK 19, PK 19,600 y PK 19,700 y que accederán finalmente a la A-494 a través de una única intersección. Por su parte, la vía de servicio de la margen izquierda permitirá separar el acerado peatonal de la calzada principal de la vía, y se procederá a mejorar el drenaje de la zona a través de la construcción de varias acequias paralelas al trazado de la vía en 1.300 metros lineales. Como obras complementarias, el proyecto recoge el refuerzo de la señalización vertical y la colocación de barreras de seguridad.