La DGT pone en marcha a partir del sábado tres nuevos radares, dos en León y uno en Asturias

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La Dirección General de Tráfico pondrá en marcha a partir de este sábado tres nuevos radares, dos en la provincia de León y uno en el Principado de Asturias, según informó hoy en un comunicado. Con estas nuevas instalaciones, son ya 525 los radares fijos que Tráfico tiene instalados en las carreteras.

Los dos nuevos radares de León se encuentran en la Ruta de la Plata o autovía A-66, en los puntos kilométricos 140,8 y 160,5. Estos dos tramos de la autovía, cuyo trazado transcurre desde Gijón a Sevilla, están próximos a importantes nudos de enlace con otras vías, por lo que la "velocidad puede ser desencadenante de accidentes", indica Tráfico.

Concretamente, en los tramos de vía en los que se sitúan los dos nuevos radares se han contabilizado desde principios de 2008 un total de 11 accidentes que han tenido como consecuencia más graves un muerto y 19 heridos.

Por su parte, el nuevo radar que va a entrar en funcionamiento en la AP-66 se encuentra en el kilómetro 66,7, un punto "conflictivo" en las proximidades del antiguo peaje de Campomanes. Se trata de un tramo de vía de fuerte y prolongada pendiente y con curva por lo que la velocidad está limitada a 90 kilómetros/hora. En esta zona, en 2008, se produjeron tres accidentes con seis heridos.

Estos nuevos radares, como todos los demás en funcionamiento, están señalizados mediante paneles luminosos y con señal vertical fija, a través de los cuales se informa al conductor de la existencia de dichos controles. Además, toda la información sobre situación de los radares fijos está disponible en la página web de la DGT 'www.dgt.es'.

Tal y como recuerda Tráfico, el objetivo de estos radares es reducir el exceso de velocidad en estos tramos y, con ello, el riesgo de que se produzcan accidentes. La velocidad es un factor concurrente de producción de accidentes que en España, durante el año pasado influyó en la muerte de 579 personas.