La remodelación de Sol comenzará en el mes de abril, durará 6 meses y ampliará la superficie peatonal un 57 por ciento

MADRID, 22 (EUROPA PRESS) Las obras de remodelación integral de la Puerta de Sol comenzarán en el mes de abril, se prolongarán a lo largo de 6 meses y permitirán ampliar la superficie peatonal de la zona en un 57 por ciento, al pasar de los 6.681 a los 10.466 metros cuadrados, informó hoy el Ayuntamiento de la capital. El proyecto incluye también la reforma del primer tramo de la calle Alcalá hasta su confluencia con la calle Sevilla. La peatonalización de las calles de Arenal y Montera, llevadas a cabo en la anterior legislatura municipal, además de la prevista limitación del tráfico rodado en el primer tramo de la calle Alcalá sentido Sol y la creación de la nueva estación de RENFE Cercanías, hacen imprescindible, según el Consistorio, una nueva configuración de la plaza cuando se cumplen más de veinte años de su última reforma. Las obras de la estación de Cercanías que realiza el Ministerio de Fomento han ejercido una importante presión sobre la zona este de la plaza. Por ello, la próxima liberación del espacio ocupado es el momento oportuno para abordar una reforma integral. La actuación durará seis meses y el presupuesto es de casi 4,7 millones de euros, con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local. El proyecto plantea la redistribución del espacio central de la Puerta del Sol, creando un gran ámbito accesible para los peatones. lo que implicarán que la circulación rodada antes existente se reduzca a la que pasa desde la calle Mayor a la Carrera de San Jerónimo y al acceso limitado por la calle Alcalá, según los estudios del Área de Movilidad del Ayuntamiento. La actuación prevé conservar los pavimentos históricos existentes en el perímetro del espacio central, reutilizar los adoquines actuales y mejorar la accesibilidad. Mientras, en el tramo de la calle Alcalá afectado por la reforma, que tiene una superficie de 5.652 metros cuadrados, se incrementará el espacio destinado a aceras: de los 2.474 metros cuadrados actuales a los 4.662, lo que supone un aumento del 88 por ciento. En este área se producirá una importante limitación del tráfico rodado. Únicamente se permitirá el paso de la línea 51 de la EMT, de los taxis que acceden a la nueva parada situada antes de llegar a la Puerta del Sol, y de los vehículos que salen del aparcamiento subterráneo de Sevilla. Esta limitación permite aumentar la zona peatonal, donde se instalará nuevo mobiliario, y facilitar la compatibilidad del tráfico ciclista.