La Xunta y el área de A Coruña ponen en marcha el Plan de Transporte Metropolitano con un billete único por tramos

Touriño considera la tercera ronda de la ciudad herculina como "un canto contra el catastrofismo y la desesperanza" A CORUÑA, 10 (EUROPA PRESS) El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño; la conselleira de Política Territorial, María José Caride; y los alcaldes del área metropolitana de A Coruña firmaron hoy la puesta en marcha del primer Plan de Transporte Metropolitano de Galicia, que supondrá la creación de una tarifa única por tramos. Según informó Caride, se dividirá el territorio en seis zonas: A Coruña; Arteixo; Cambre, Culleredo y Oleiros; Sada, Bergondo y Carral; Abegondo; y Betanzos; y en cada una de ellas habrá una tarifa única independientemente del modo de transporte utilizado, del número de transbordos o de la empresa que preste el servicio. El modo de pago será o por billete único o con una de las 250.000 tarjetas monedero recargables válidas para todas las áreas de Galicia, y supondrá un ahorro mínimo del 63 por ciento por viaje, con respecto a la actualidad. Será Política Territorial la que asuma el ochenta por ciento de la compensación a las empresas que desarrollen el servicio, y el veinte por ciento restante será a cargo de los ayuntamientos. Para su aplicación, que se hará efectiva en cuatro meses, la Dirección Xeral de Transportes está preparando un programa informático para todos los operadores de transporte y a las canceladoras que deberán incorporar todos ellos, así como las tarjetas, que estarán sujetas a un convenio con Caixanova. Además de las ventajas tarifarias, el plan incluye la mejora de la funcionalidad de las líneas, con un incremento de frecuencias y de la cobertura; así como la mejora de infraestructuras. De hecho a corto plazo se prevé la reforma de la estación de autobús de A Coruña con una inversión de 800.000 euros para mejorar sus accesibilidad; y a medio plazo la creación de plataformas exclusivas para transporte público y vehículos de alta ocupación. Así, según apuntó Caride, el protocolo supone "una apuesta por el transporte público hasta ahora no suficientemente utilizado que servirá para mejorar los los desplazamientos, reducir el uso del vehículo privado, y así reducir los problemas de espacio y medioambientales". AMPLIACIÓN DEL PLAN Por su parte, el presidente de la Xunta avanzó que este plan se implantará en breve en Santiago, Lugo, Ferrol, Vigo, Pontevedra y Ourense, después de que hoy se abriera "una puerta a la modernidad" fruto del esfuerzo "de unión de voluntades de donde nace un camino que hace a este país imparable, aún en tiempos de crisis". "En momentos de incertidumbre y desesperanza esta es la apuesta de una población madura y que sabe lo que quiere hacer. A Coruña marca el camino de referencia en el progreso y la modernidad de Galicia para estar en el corazón de España y Europa", concluyó. Por su parte, el alcalde de A Coruña, Javier Losada, en representación de los regidores del área, señaló que "el desarrollo del transporte metropolitano supone un paso adelante para fortalecer el bienestar y progreso de los cerca de 400.000 vecinos que viven en la zona" , que no es sólo el billete único, sino "una respuesta clara y firme a la calidad de vida de las personas que viven en la comarca; a las familias con menos recursos; un compromiso con la economía; y una apuesta decidida por el medio ambiente". TERCERA RONDA Touriño y Caride aprovecharon su visita a la ciudad herculina para recorrer las obras de la tercera ronda, que supone una inversión autonómica de más de 85 millones y cuyos dos primeros tramos (entre Manuel Murguía y la refinería) estará abierto este mismo año; mientras que el tercer tramo, entre la refinería y el polígono de Pocomaco, no abrirá hasta verano de 2011. La futura autovía será "una alternativa" a la entrada de Alfonso Molina con seis carriles de circulación y 4,2 kilómetros de longitud en su fase autonómica, que se completará con un enlace con la Autovía del Noroeste y Alvedro, a cargo del Ministerio de Fomento. Una obra que, a juicio de Touriño, es "la demostración de una carencia sin precedentes de una ciudad que vive colgada de una única vía de entrada". "Comprendo las apelaciones a la urgencia pero el día de hoy llama a la confianza y al progreso", consideró al señalar que "hace cuatro años se abrió la puerta al cambio con realidades de accesibilidad, calidad de vida y progreso; un canto contra el catastrofismo y la desesperanza " que él dijo "negarse a asumir". Por su parte, Losada consideró que la obra es "una realidad que hoy no habría sido posible si hace unos años el presidente de la Xunta y el alcalde de A Coruña no hubieran tomado decisiones oportunas y concretas" en un proyecto que "con la Xunta del PP no era nada".