Sanz afirma que la variante de Castañares entrará en funcionamiento en 2011 y se invertirán 12,8 millones de euros

LOGROÑO, 27 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno riojano, Pedro Sanz, afirmó hoy que la variante de Rioja entrará en funcionamiento en 2011 y mejorará la seguridad vial, así como la comodidad, de los usuarios, tanto peatones como conductores, de la LR-111. Un proyecto en el que se invertirán 12,8 millones de euros.

Sanz acompañado del alcalde de Castañares, Juan Manuel Martínez, y del director general de Carreteras, Antonio García Cuadra, presentaron el estudio informativo de la variante.

Indicó que la LR-111 es uno de los ejes "básicos" de la red regional de carreteras y comunica zonas "especialmente sensibles" desde el punto de vista económico y turístico de La Rioja, como Valdezcaray, Ezcaray, Santo Domingo de La Calzada y Haro.

Martínez además de agradecer al Gobierno de La Rioja la construcción de los variantes, recordó que es una de las peticiones que realizaron al Ejecutivo riojano nada más acceder a la alcaldía, hace dos años. García Cuadra indicó que el proyecto que tiene un plazo de ejecución de 15 meses, sitúa la variante de la carretera LR-111 al este del casco urbano de Castañares de Rioja, e incluye la construcción de tres enlaces, denominados 1, 2 y 3, situados al sur, al este y al norte de la localidad. La nueva vía reunirá las condiciones que la hagan apta para una velocidad de 120 kilómetros por hora.

Los enlaces 1 y el 2 servirán para conectar con la LR-111 actual y el número 3, para comunicar la nueva carretera con el llamado Camino de Cidamón, que pretende convertirse en una nueva vía de penetración a Castañares. En este último, se ha añadido una conexión para dar acceso a la zona industrial.

A estos enlaces se unirán igualmente las carreteras del entorno que se ven interferidas: la LR-308 a Villalobar de Rioja, la LR-309 a Hervías y la LR-503 a Casalarreina.

SITUACIÓN ACTUAL

La LR-111 cruza el casco urbano de Castañares de Rioja mediante una travesía con tramos muy estrechos y virados que no permiten un tráfico fluido. El paso de vehículos por el casco urbano se realiza por una travesía con unas características geométricas inadecuadas para el tráfico que soporta: trazado virado con sección trasversal angosta, multitud de accesos, calles que desembocan en la carretera, pasos de peatones, vados y escasa visibilidad.

Esta situación afecta a la seguridad vial tanto de peatones como de conductores y a la calidad de vida en general de los vecinos de Castañares, convirtiéndose en peligrosa en caso de vehículos pesados.

Actualmente, la vía soporta una Intensidad Media de Vehículos (IMD) que supera los 4.000, de los cuales más del 10 por ciento son vehículos pesados. Las previsiones para 2011, fecha de entrada en funcionamiento de la variante, es de unos 6.000 vehículos al día.

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

La variante de Castañares comenzará en el punto kilométrico 29,9 de la LR-111 donde se separa de ésta hacia el este del núcleo urbano y vuelve a encontrarse con el trazado actual tras un recorrido total de 6.900 metros.

La vía estará formada por dos carriles de 3,5 metros cada uno, arcenes de 1,5 y bermas de 0,75 metros.

El proyecto incluye la construcción de tres enlaces. La tipología de todos ellos es la de dos glorietas formando 'pesas' con unión entre ellas mediante un paso inferior bajo el tronco de la variante. Las glorietas de los enlaces tienen 27 metros de radio en el eje.

El proyecto trata de aprovechar al máximo las carreteras existentes así como los caminos agrícolas y las vías pecuarias. La conexión de estos viales a ambos lados de la variante se realizará a través de las estructuras de los enlaces.

En cuanto a la Vía Verde, se ha previsto el desvío de la misma en una zona con la construcción de un camino de anchura libre de 4 metros y dos márgenes de 1,5 metros a cada lado para la plantación de árboles.

Asimismo, se realizarán obras de drenaje y se reservan importantes partidas para la reposición de servicios afectados como la red de riego de Castañares, el canal del Najerilla, las redes eléctricas y los colectores de aguas residuales y de abastecimiento. La obra se completará con la correspondiente señalización horizontal, vertical, de balizamiento y barreras.