Cruz se compromete con Hostetur a recuperar y relanza el Mar Menor y La Manga como principales destinos turísticos murcianos

Empresarios proponen recuperar Monasterio de San Ginés de la Jara y crear reservas marinas en Isla Grosa, Cabo Tiñoso, Águilas y Mazarrón

MURCIA, 8 (EUROPA PRESS)

El consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz, se ha comprometido con la junta directiva de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Alojamientos Turísticos (Hostetur) a "apoyar al turismo de sol y playa", al tiempo que mostró su decisión de "apostar por la recuperación y relanzamiento del Mar Menor y de La Manga como principales destinos turísticos de la Región".

En una reciente reunión en la que se establecieron medidas de colaboración conjunta, los empresarios de la costa solicitaron al consejero que "tratara de solucionar el déficit de infraestructuras deportivas que existe en La Manga, y que impiden el total desarrollo de turismo deportivo en la zona".

Y es que, a su juicio, "la zona sufre una tremenda estacionalidad que se podría paliar si se contase con un polideportivo y campos de fútbol".

Igualmente, Hostetur demandó a Cruz que "trate de desarrollar programas de conciertos y eventos culturales que se afiancen como clásicos de la zona y ayuden a mantener los niveles de ocupación de la costa". Los empresarios mostraron también su preocupación por recuperar la zona como un destino joven, para lo que consideraron imprescindible aumentar la oferta de ocio.

Otra de las propuestas de la asociación es la recuperación del Monasterio de San Ginés de la Jara y la realización de un centro de interpretación de este enclave único, lo que vendría a paliar la "escasa oferta cultural" que, a juicio de Hostetur, hay en la zona.

Además, resaltaron la necesidad de "poner en valor las torres de vigía de la franja costera, desde Águilas a Mazarrón, convirtiéndolas en miradores privilegiados de nuestra costa".

Recuperar una encañizada del Mar Menor es otra de las demandas de los empresarios del sector. Así, Hostetur propuso "dedicar una encañizada a la doble función de explotación pesquera y atractivo turístico donde ver un arte de pesca ancestral y ecológico, degustar una dorada, mújol o lubina del Mar Menor, y disfrutar de la naturaleza que rodea este tipo de instalaciones".

Igualmente, desde Hostetur se solicitó "aumentar las zonas habilitadas para la práctica del buceo deportivo, creando reservas marinas, con fondos atractivos y cercanos a la costa". En concreto, sería una en Isla Grosa-Farallón -La Laja, y otra en la zona de Cabo Tiñoso, así como en Águilas y Mazarrón. En este sentido, la asociación reclamó la creación de arrecifes artificiales, utilizando embarcaciones de desguace.

Otro de los puntos en donde mostró su preocupación fue "por la calidad de las aguas de toda la costa y, en especial, por las del Mar Menor", porque, enfatizó, "esta laguna es, sin duda, el principal reclamo turístico de la Región, el que mayor afluencia de turistas provoca y un referente internacional por su singularidad".

CREACIÓN DE UNA COMISIÓN CONSEJERÍA-EMPRESARIOS

Hostetur pidió, además, "la eliminación de trabas burocráticas para el alta y baja de un apartamento turístico, que requiere un exceso de documentación y espacio de tiempo, lo que favorece la economía sumergida y la proliferación de la oferta ilegal en detrimento del sector controlado"; para lo que propuso "un sistema ágil de altas y bajas a través de Internet, en semejanza al que ya tienen otras comunidades".

Además, se planteó la creación de una comisión arbitral consejería-empresarios que "permita analizar casos en donde haya discrepancias en la aplicación de la normativa, evitando posibles agravios comparativos".

Y es que, advirtieron los empresarios, "en los últimos meses se ha producido una reducción en el número de empresas certificadas con la Q de Calidad", y consideraron que "la principal causa está en el coste económico que supone el mantenimiento de la marca, por los costes de las auditorías".

Por último, la asociación opinó, en un comunicado, que "la tremenda inversión realizada en la puesta en marcha de los consorcios como Cartagena Puerto de Culturas y Lorca Taller del Tiempo, entre otros, no se está rentabilizando por una falta de coordinación y colaboración con el sector de alojamientos, que permita transmitir, publicitar y vender estos productos turísticos".

Por ello, propuso "aumentar la colaboración y coordinación con los Consorcios para convertirnos en vendedores de estos productos, si se pone a nuestra disposición el material y las entradas a un precio competitivo".