El primer cubano con pasaporte español llega feliz a la tierra de sus ancestros

  • Madrid, 9 feb (EFE).- Norberto Díaz, el primer cubano con pasaporte español, cardiólogo de 38 años y nieto de canarios, ha llegado hoy al aeropuerto de Madrid -Barajas "muy feliz" por regresar a su país, a la tierra de sus ancestros, según ha dicho.

El primer cubano con pasaporte español llega feliz a la tierra de sus ancestros

El primer cubano con pasaporte español llega feliz a la tierra de sus ancestros

Madrid, 9 feb (EFE).- Norberto Díaz, el primer cubano con pasaporte español, cardiólogo de 38 años y nieto de canarios, ha llegado hoy al aeropuerto de Madrid -Barajas "muy feliz" por regresar a su país, a la tierra de sus ancestros, según ha dicho.

Su primera paciente en España, la jefa de mantenimiento del Senado, Asunción Moiño, se deshace en halagos y dice de él que es un ser "excepcional", como médico y como persona, aunque sólo le conoce del avión, donde tuvo que ser atendida por Norberto al perder el conocimiento y sufrir una arritmia.

Gracias a la llamada "ley de nietos", este cardiólogo ha podido venir a España, de donde su abuelo paterno salió en 1916, y donde él ahora tiene la intención de fijar su residencia para siempre, concretamente en Valencia, ciudad en la que ya le espera una propuesta de trabajo y "amistades buenas".

Tras esperar casi dos horas a recoger su maleta, que "andaba perdida" y donde dice lleva "todo lo que tiene", es felicitado por unos guardias civiles del aeropuerto que saben de su historia y le dan la bienvenida.

En sus declaraciones a los medios afirma que "es el soñador de la familia" y que ese era su sueño desde bien pequeño: "Vivir en el país de mis abuelos, en mi país".

Ahora "podré regresar de visita a Cuba", explica con tono tranquilo y sosegado, como así define la felicidad que hoy le embarga, "tranquila, sosegada".

Le quita importancia a su actuación médica durante el vuelo a España, y explica que Asunción presentaba hipotensia y arritmia y había perdido los signos vitales.

La solicitud de nacionalidad de Díaz Reyes fue la primera que llegó al Consulado de España en La Habana el pasado 29 de diciembre, cuando comenzó a aplicarse la ley de Memoria Histórica.

Hace seis años solicitó su "liberación" laboral al Ministerio de Salud Pública, trámite obligado para los médicos cubanos por sus restricciones para dejar la isla y que suele demorar cinco años, pero que le llegó a tiempo para irse inmediatamente después de tener ya el pasaporte.

El cardiólogo, que es divorciado y no tiene hijos, descarta que la ley de nietos que hoy le ha permitido llegar a Madrid con nacionalidad española abra la posibilidad de un "éxodo", aunque dice hasta el momento unos 25.000 cubanos han solicitado la nacionalidad.

En la lista de "expedientes aprobados" también están los tres hermanos de Díaz Reyes, y cuatro de sus primos han presentado ya los papeles.

Díaz Reyes, considera que tiene suerte y explica que él ya tenía visa americana, que le había tocado por sorteo, pero que no emigró porque perdía la nacionalidad cubana y porque no es ni de lejos lo mismo que venir a España: "Cuba me dio el cuerpo y España el corazón".