El Ayuntamiento de Cádiz sanciona a El Refugio por entrar con perros en la playa

  • Cádiz, 19 feb (EFE).- El Ayuntamiento de Cádiz ha sancionado a la organización protectora de animales El Refugio con 500 euros por entrar con quince perros en la playa de Cádiz durante la campaña realizada el pasado agosto "En la playa también es nuestro amigo", que también se realizó en Santander, Barcelona y Cullera.

El Ayuntamiento de Cádiz sanciona a El Refugio por entrar con perros en la playa

El Ayuntamiento de Cádiz sanciona a El Refugio por entrar con perros en la playa

Cádiz, 19 feb (EFE).- El Ayuntamiento de Cádiz ha sancionado a la organización protectora de animales El Refugio con 500 euros por entrar con quince perros en la playa de Cádiz durante la campaña realizada el pasado agosto "En la playa también es nuestro amigo", que también se realizó en Santander, Barcelona y Cullera.

Según ha explicado la organización en un comunicado, inicialmente la denuncia se dirigió exclusivamente contra el presidente de El Refugio, Nacho Paunero, pero fue sobreseída, para finalmente "arremeter" contra la organización.

Desde El Refugio han considerado "curioso" que en ninguna playa hayan sido sancionados por esta campaña y solo en Cádiz, la alcaldesa, Teófila Martínez (PP), sí incoa un expediente sancionador a la organización proteccionista.

En El Refugio argumentan la posibilidad de que se haya iniciado este procedimiento contra la organización debido a la denuncia interpuesta contra la Perrera de Puerto Real, cerrada hace más de un año por el juzgado numero 2 de puerto Real y que tenia concertado desde hace muchos años el servicio de recogida con el Ayuntamiento de Cádiz.

La organización ha asegurado que tomará medidas legales para evitar una sanción "totalmente injusta", ya que creen que es una "represalia" por la denuncia a la perrera de puerto Real.

En la perrera puertorrealeña se recogían miles de perros y gatos de varios municipios de la provincia de Cádiz, incluida la capital gaditana, y supuestamente eran sacrificados con un paralizante muscular que les ocasionaba una muerte lenta y agónica por asfixia.

El Refugio ha recordado que el "horror" en esta perrera supuestamente llevaba sucediendo durante años.