¿Dinero o amor? Un estudio mundial descubre la fuente de la felicidad


  • Una encuesta realizada a más de 20.000 personas concluye que lo más importante para alcanzar el bienestar son las relaciones sociales y la salud física y mental.

  • Tener pareja aumenta en un 0,6% el nivel de felicidad, mientras que una separación o la muerte del compañero sentimental tiene el mismo impacto a la inversa, según el trabajo.

Las relaciones sociales y el amor son los motivos prioritarios a la hora de alcanzar la felicidad.

Las relaciones sociales y el amor son los motivos prioritarios a la hora de alcanzar la felicidad.

Etiquetas

Siempre nos hacemos las mismas preguntas... ¿El dinero hace a la felicidad?¿El amor es más importante que cualquier objeto material, por más caro que sea? ¿Dinero o amor, cuál es nuestra prioridad a la hora de buscar el bienestar? Un estudio realizado por la Universidad London School of Economics (LSE) de Londres (Reino Unido) ha comenzado a responder este dilema... aunque en parte.

Te puede interesar: Las mujeres son más felices que los hombres

El trabajo, que ha incluido una encuesta entre 20.000 personas de todo el mundo concluye que lo más importante para ser feliz son las relaciones sociales y la salud física y mental, por encima de los factores económicos, siendo la salud mental el mayor indicador de la felicidad individual.

Te puede interesarEstos son los 10 países más felices del mundo

En el informe, publicado por el portal NDTV, cuyas conclusiones han sido recogidas por la agencia de noticias RT, se empleó un medidor de porcentaje de felicidad y miseria de cada persona. Posteriormente se comprobó que tener pareja aumentaba en un 0,6% el nivel de felicidad, mientras que una separación o la muerte de la pareja tenía el mismo impacto a la inversa.

Asimismo, la depresión o los desórdenes de ansiedad reducen la felicidad en un 0,7%.Acabar con estos problemas de salud mental ayuda a reducir el nivel de infelicidad en un 20%, en comparación con el 5% que tan solo se obtiene al acabar con la pobreza.

"El Estado siempre se ha ocupado de los problemas de pobreza, desempleo, educación y de salud, pero también son igual de importantes los problemas de violencia doméstica, alcoholismo, depresión, aislamiento juvenil, ansiedad y otros muchos", ha señalado el coautor del estudio, Richard Layard.

"La felicidad se ve muy influenciada por los valores de una sociedad. Por ejemplo, la felicidad es mayor en sociedades donde la gente confía en los demás, al igual que la libertad", que son dos barómetros que se pueden emplear para ver cuán feliz es la gente, según Layard. "Nadie que aspire a la felicidad puede querer un Estado totalitario", ha apuntado.