Cuerno de rinoceronte, el elixir de los millonarios

  • Un total de 1.004 rinocerontes fueron víctimas de la cacería furtiva en 2013.

  • En Vietnam existe la creencia de que a parte de un elixir, el cuerno de rinoceronte cura el cáncer.

Zoológico cubano revitalizará su colección africana con un donativo de Namibia

Zoológico cubano revitalizará su colección africana con un donativo de Namibia

A lo largo de 2013, 1.004 rinocerontes fueron asesinados víctimas de la cacería furtiva, justamente el doble que en el año anterior. El objetivo, un tesoro en su cabeza. Su cuerno.

Una vieja tradición asiática dice que el cuerno de rinoceronte, convenientemente rayado, es un extraordinario afrodisíaco. La falsedad de esta leyenda está más que probada, pero pese a ello, los números respecto a sus muertes están aumentando.

El 30 de diciembre de 2013, un guardaparques en Sudáfrica encontró el cuerpo sin vida de un rinoceronte de 3 metros de largo y dos toneladas de peso. Le arrancaron el cuerno de su cara y seguramente agonizó unas cuantas horas antes de morir. Este tipo de prácticas son cada vez más habituales. Una nueva moda entre los ricos es apostar por el polvo de rinoceronte.

El pasado 28 de enero de 2014, unos ladrones en Irlanda robaron un cuerno de rinoceronte valorado en 200.000 mil dólares americanos de la mansión de Michael Flatley, conocido como El Señor de la Danza, mientras él jugaba videojuegos con su familia. La fiebre por conseguir una de estas astas no sólo lleva a matar, también al robo.

Cualquier noche en Hanoi, Vietnam, el acaudalado anfitrión de una fiesta llama a sus más cercanos amigos y se los lleva a otra habitación. Ahí comparten un "coctel de millonarios" antes de volver a reunirse con el resto de invitados. El elixir está hecho con cuerno de rinoceronte rayado y mezclado con vino.

Los científicos aseguran que el efecto de tomar este polvo de cuerno sería muy similar al de comerse las uñas, pues uno de los principales componentes es la queratina (material del que están hechas las uñas).

Quizá la mezcla del producto con vinos y licores genere en el consumidor una sensación placentera, tanto, como el tomar ese vino o espirituoso sin este ingrediente animal.

Según podemos leer en 'BBC Mundo', desde mediados de la primera década de este siglo "el cuerno de rinoceronte estaba siendo promocionado en Vietnam particularmente como una cura para el cáncer", asegura Tom Milliken, el experto en rinocerontes y elefantes de TRAFFIC, una respetada red de seguimiento de vida silvestre.