Girona eliminará la obligatoriedad de pasear a los perros durante 20 minutos al día

GIRONA, 17 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Girona eliminará el artículo de la ordenanza de tenencia de animales en la que se obliga a los dueños de perros, que estén atados o en espacios reducidos, a sacarlos a pasear durante veinte minutos al día.

En una entrevista a Europa Press, el concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Girona, Enric Pardo, explicó que para redactar la ordenanza se ciñeron mayoritariamente a lo que propone la Ley de Protección de los Animales que en breve aprobará el Parlament, aunque cambiaron algunos términos, como el de los 20 minutos.

Sobre este punto concreto, la citada ley especifica: "Los perros de guardia y, de forma general, los animales de compañía que se mantengan atados o en un espacio reducido no podrán permanecer en estas condiciones más de seis horas seguidas, en este caso tienen que poder realizar ejercicio físico suficiente para poder mantener en buenas condiciones la salud del animal".

Pardo concretó que desde su departamento quisieron ir "más allá" y concretar lo que les parecía "ambiguo y poco objetivo". Por este motivo, en la ordenanza de tenencia de animales de Girona, el punto cuatro del quinto artículo, dice así: "Los perros de guardia y, de forma general, los animales que se mantienen atados o en un espacio reducido no podrán permanecer en estas condiciones más de seis horas seguidas; en este caso han de poder realizar ejercicio durante un período mínimo de veinte minutos".

El concejal aseguró que desde los servicios técnicos de su departamento han consensuado el cambio en la ordenanza --que actualmente está a exposición pública y que se aprobará definitivamente en julio-- con el objetivo de "cerrar la polémica". Finalmente se dejará tal y como aparece en la ley.

De todos modos, Pardo respondió a las críticas --de vecinos y protectoras de animales principalmente-- que aseguraban que este punto de la normativa sería imposible de controlar, e insistió en que con "seguimiento policial se podría haber determinado si se cumplía o no con la normativa".

Pardo reconoció que quizá el redactado de este punto no fue "muy afortunado" pero aseguró que pese a que se elimine lo de los veinte minutos, "la esencia continuará siendo la misma".