Más de 400 cabras mueren de cansancio en Taiwán debido a que el ruido de una granja eólica cercana no las dejaba dormir

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Más de 400 cabras han muerto de cansancio en el archipiélago de Penghu (Taiwán) debido a que el ruido de una granja eólica cercana no las dejó dormir, según informó el Ministerio de Agricultura de este país.

Al parecer, las cabras no conciliaron el sueño debido a las turbinas, con palas que miden entre 40 y 48 metros de diámetro, según explicó a la BBC. El granjero afectado, relató que "antes de que la granja eólica fuera instalada hace cuatro años tenía 700 cabras". Poco después de que las turbinas fueran colocadas los animales empezaron a morir y ahora sólo tiene 250.

"Las cabras se veían flacas y no comían, una noche fui al corral y estaban todas despiertas, sin dormir", afirmó el granjero. Por su parte, el Ministerio de Agricultura indicó que este es "el único caso del que se sabe que han muerto tantos animales". Un portavoz de este departamento explicó que "los ruidos anormales pueden afectar el crecimiento normal y las rutinas de alimentación de los animales y provocarles problemas de sueño".