Alfie no es el padre

LONDRES, 26 (EUROPA PRESS) El papá imberbe no es padre. Alfie Patten, el joven de 13 años que saltó a las portadas de medio mundo al dejar embarazada a su novia Chantelle, de 15 años, no es el padre biológico de su supuesta hija. Las pruebas de paternidad demuestran que su pareja le fue infiel y que la pequeña con la que posó orgulloso no es suya. Según informa el diario británico 'Daily Mirror', las sospechas de Alfie surgieron días después de que hiciera pública su ahora desmentida paternidad. Tras aparecer en la prensa fueron varios los adolescentes de su barrio en Eastbourne (sureste de Inglaterra) los que salieron a la palestra asegurando que ellos también habían mantenido relaciones sexuales con Chantelle, la joven madre que aseguraba haberle sido totalmente fiel e incluso que era virgen hasta aquella noche. Con estas dudas encima de la mesa, Alfie, de cara aniñada y tan solo 1,20 metros de altura, decidió seguir el consejo de su madre y someterse a las pruebas de ADN para dilucidar si él era verdaderamente el padre de la niña. Se hacía las pruebas, dijo hace unos días en el rotativo británico, totalmente convencido de que -a pesar de que sólo había tenido una noche de sexo con su novia- él era el padre y para que el resto se "callara la boca". Pero la realidad ha despertado al joven Alfie de su sueño. Los resultados no dejan lugar a dudas: él no es el padre de la niña y, por tanto, Chantelle le fue infiel. "Nunca se le pasó por la cabeza que su novia le había podido engañar" afirma Nicole, su madre. Según publica el 'Mirror' todo formaba parte de un engaño orquestado por la familia de Chantelle, que sabía que su hija había mantenido relaciones con varios jóvenes pero eligieron a Alfie por su atractivo mediático. Ahora solo queda saber cual de esa media docena de candidatos es el padre de la niña de Chantelle.