Berlusconi busca mansión de soltero en Sicilia

ROMA, 22 (Gloria Moreno/EUROPA PRESS)

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, visitó el pasado sábado el golfo de Taormina, situado en la parte oriental de la isla de Sicilia, al sur de Italia, donde estaría pensando comprar una nueva mansión.

Según informó este viernes el diario 'Corriere della Sera', Berlusconi visitó la prestigiosa Villa Mufarbi, con vistas al mar, junto a sus hijos Marina y Piersilvio, fruto de su primer matrimonio, y Luigi, el pequeño de los tres que tuvo con su segunda mujer, Veronica Lario.

El diario destaca que la presencia de Luigi demostraría la voluntad de Berlusconi de implicar a todos sus herederos en la compra. Además estuvieron presentes su abogado, Niccolò Gedhini, y los propietarios de la finca, que pertenece a la familia Arcovito.

Según las informaciones recabadas por el periódico italiano, la villa ocupa más de 10.000 metros de costa y cuenta con una capilla y piezas preciosas de anticuario en su interior.

El verano pasado, Berlusconi compró otra mansión frente al lago Maggiore, al Norte de Italia, dotada de helipuerto, amplio jardín y acceso privado al lago. Además, el 'premier' posee numerosas posesiones en Milán y otra lujosa villa en la isla de Cerdeña.

Sin embargo, no todo es riqueza y hazañas en la vida privada del primer ministro. Hace pocas semanas, su segunda mujer, Veronica Lario, anunció su intención de pedir el divorcio a causa del comportamiento de su marido, al que acusó de "frecuentar a menores de edad".

En declaraciones publicadas hoy por el diario 'Corriere della Sera', Lario se desfogó y dijo estar "cansada y afligida" por los continuos rumores, con los que se la describe como una mujer "inestable" y "condicionada por personas que hacen sugerencias ocultas". Tras la petición de divorcio, el mismo Berlusconi la acusó de haber sido utilizada con fines políticos por los partidos de izquierda.

"Me he enfrentado a uno de los hombres más poderosos del mundo", aseguró Veronica, que se definió a sí misma como "un soldadito frente a ejércitos alineados. Estoy aislada, y sé que lo único que me queda es luchar".

Aun con todo y a pesar de los rumores que dicen que Berlusconi estaría intentando una reconciliación, Verónica se mantiene firme en su idea de "seguir por el camino del divorcio" y llegar a una "separación consensuada".

Además, volvió a arremeter contra su marido por su relación con Noemí Letizia, la joven napolitana de 18 años que se ha situado en el centro del escándalo después de que el 'premier' acudiera a su fiesta de cumpleaños.

En los últimos días, la prensa italiana ha intentado averiguar más sobre la relación que liga a Noemí con Berlusconi. Entre otras, fue divulgada la existencia de dos fiestas organizadas por el 'premier' y en las que también estuvo presente la joven.

La primera fue el 19 de noviembre en la prestigiosa Villa Madama de Roma, a la que acudieron importantes empresarios y protagonistas del mundo de la moda de Italia. La segunda tuvo lugar el 15 de diciembre y fue, nada más y nada menos, que la fiesta de Navidad del Milán.