Britney Spears recibe amenazas de muerte

LOS ANGELES, 18 (EUROPA PRESS) La Princesa del Pop es un manojo de nervios. Cuando todo parecía enrutado en la vida de Britney Spears, con el lanzamiento de su álbum 'Circus' y el inicio de lo que prometía ser una exitosa gira, la cantante ha recibido amenazas de muerte que la han puesto en jaque, especialmente por la seguridad de sus dos hijos que la acompañan en el tour. Su miedo es tal que incluso se plantea suspender el tour. La gira 'The Circus' de Britney Spears comenzó a principios de este mes con un éxito total y dejando claro que la Princesa del Pop ha vuelto a su mejor momento. Sin embargo, la cantante ha empezado a recibir mensajes de texto en el móvil y emails que amenazan con matarla, lo que ha hecho que empiece a preocuparse en exceso por su seguridad y, sobre todo, por la de sus hijos, que viajan con ella. "Britney ha recibido algunas amenazas anónimas en su teléfono y en su email y su peor miedo es que rapten a sus dos hijos. Ha estado teniendo pesadillas horribles desde que empezaron (las amenazas) y se despierta enmedio de la noche llorando por sus dos pequeños", ha revelado una fuente a la revista británica 'Look'. Jayden James, de 2 años, y Sean Preston, de 3, acompañan a Britney gracias a un acuerdo con su ex marido, Kevin Federline. Al parecer, la Princesa del Pop le ha transmitido su preocupación al jefe del equipo de seguridad que la acompaña, y éste cree que se trata de un acosador que actúa en solitario y no de un grupo organizado que pueda montar una trama de secuestro, pero el miedo de Britney Spears ha alcanzado límites insostenibles. "Su paranoía ha alcanzado un nivel febril y está llena de miedo", señala la fuente. Estas amenazas, unidas a las recientes críticas que han vertido sobre ella por hacer playback en su gira -algo que sus representantes ya explicaron diciendo que así puede concentrarse en el baile- han desestabilizado considerablemente a Britney. "Está bajo mucha presión", añade la misma fuente, que subraya que Britney está actuando constantemente, ha recibido malas críticas y además está muy preocupada por sus hijos. Según estas informaciones, tanta presión hace temer a los más cercanos a la cantante que pueda 'romperse' y abandonar la gira, en la que tiene comprometidos multitud de conciertos en Estados Unidos y Canadá y una larga estancia en Londres como única parada europea, de momento. De hecho, la cantante ha amenazado con dejarlo en varias ocasiones. En un último momento de crisis "le gritó a su equipo 'No puedo hacer esto más ¿por qué me estáis torturando? y se fue del cuarto llorando".