Britney Spears teme perder su voz

LOS ANGELES, 8 (OTR/PRESS)

Britney Spears se preocupa por la contaminación del planeta. Pero esta actitud de la cantante no es para nada altruista, sino que su verdadera preocupación es que la falta de pureza en el aire termine afectando a su voz y, por lo tanto, a su herramienta de trabajo. Es tal el pánico de la artista, que piensa gastarse más de 16 millones de euros en adquirir una cámara hiperbárica de oxígeno.

La joven de 27 años se angustió con esta cuestión cuando en un concierto en Vancouver (Canadá) tuvo que abandonar momentáneamente el escenario. Ella aseguró que la contaminación del aire estaba afectando a sus cuerdas vocales, explicó un allegado a 'The Sun', en una información recogida por otr/press. "Se está volviendo paranoica respecto a respirar demasiado aire contaminado", aseguraron las fuentes.

Pero Britney no es la primera cantante que decide comprarse una cámara hiperbárica de oxígeno, ya que estrellas como Madonna, Mick Jagger o Michael Jackson la utilizan desde hace tiempo. En concreto, esta cámara consiste en recipiente hermético en el que una persona se introduce para someter a su cuerpo a una presión mayor a la atmosférica y respirar así oxígeno cien por cien puro.

Se trata de otra excentricidad más de los famosos, y, además, no es la única de Britney. La intérprete de 'Womanizer' decidió que la habitación donde iba a dormir en el hotel Dorchester de Londres, tenía que estar completamente a su gusto y 'a estrenar' y no se limitó en las peticiones. Así, pidió bombillas de 100 watios, humidificadores y DVD's de Marilyn Monroe, además de flores frescas que ella misma eligió y arregló, revistas del corazón y novelas femeninas. "Iba a estar en la ciudad dos semanas pero sabía perfectamente lo que quería", señala un amigo.

Del mismo modo, este allegado señaló que Spears "se lleva sus propias almohadas a todas partes para descansar mejor y su seguridad personal hace guardia en la puerta de su habitación toda la noche". Todas estas exigencias las cumplió durante la gira que está llevando a cabo y lo ha hecho anteriormente en sus tours. Este año, la cantante volverá a Reino Unido, a donde suele viajar en su avión privado. En Londres -actuará en el O2 Arena- le esperarán con una habitación arreglada a sus gustos.