La hija pequeña de Mike Tyson fallece tras un accidente doméstico

MADRID (EUROPA PRESS, por Esther Sanz)

La experiencia del ex boxeador Mike Tyson ha demostrado que un accidente doméstico puede convertirse en una tragedia. Su hija pequeña, Exodus, de cuatro años, falleció este martes, un día después de que fuera hallada con un cordón alrededor del cuello. Al parecer, la niña estaba jugando cerca de un equipo de ejercicios cuando se enredó accidentalmente en una cuerda que colgaba de una máquina para correr. Exodus estaba en casa con su madre y su hermano, de siete años, quien la encontró tras el suceso. La madre la liberó del cordón e intentó reanimarla, pero tuvo que ser ingresada en el hospital Phoenix en estado crítico. Tyson se encontraba en Las Vegas en ese momento, pero se desplazó rápidamente apenas se enteró de la noticia. En una breve comunicación, la familia afirma que "no hay palabras para describir la trágica pérdida de nuestra amada Exodus" y pide que se respete "nuestra necesidad de privacidad en este momento difícil".

Patrick Swayze también vive su tragedia particular desde hace un año y medio, cuando le diagnosticaron cáncer de páncreas. Durante este tiempo, el protagonista de 'Dirty Dancing' ha tenido que negar en varias ocasiones que estuviera al borde de la muerte, mostrándose siempre optimista sobre su recuperación. Ahora, Swayze se ha visto obligado a desmentir su propia muerte, después de que una radio de Florida afirmara que había fallecido a causa del tumor. Para ello, el actor y su esposa desde hace tres décadas, Lisa Niemi, se han fotografiado relajados y sonrientes junto a sus dos perros en su rancho de Nuevo México. Además, la portavoz de la familia, Anett Wolf, ha emitido un comunicado en el que insiste en que Patrick Swayze está bien y que está respondiendo adecuadamente al tratamiento. El intérprete y bailarín, de 56 años, decidió abandonar su último proyecto en televisión debido a los efectos secundarios que le provocaba la quimioterapia y en la actualidad está escribiendo un libro sobre su lucha contra el cáncer.

Por su parte, Brad Pitt sigue volcado en reconquistar a Angelina Jolie, si es que alguna vez rompieron su relación. Tras su triunfal aparición de la mano en el Festival de Cannes, el protagonista de 'Malditos bastardos' ha gritado a los cuatro vientos el amor que siente por su chica a través del 'Daily Mirror'. "Estoy enamorado y tengo la familia más bella que se pueda tener. ¿Qué más puedo pedir? Soy el hombre más feliz de la tierra", afirma Brad en una entrevista al diario, en la que también baraja la posibilidad de que él y Angelina amplíen su familia con otro hijo biológico. "Mi hija que viene de África es magnífica, tenemos tanta suerte de tenerla, y de tener hijos del mundo entero. Son geniales, y nos encantaría tener otro. Puede que tengamos uno en Londres", comenta el guapo actor, que ya tiene seis hijos junto a Angelina, tres adoptados y tres biológicos. Contra los rumores, nada mejor que defenderse con un buen ataque mediático con declaración de amor y futura paternidad.

Siete hijos es la cifra mágica que Mel Gibson ha logrado superar. A sus 53 años, el actor será padre por octava vez tras dejar embarazada a su amante, la modelo rusa Oksana Grigorieva. Hace unas semanas, se especulaba con que el romance de Mel con Oksana fuera el motivo por el que su esposa, Robyn Moore, pidiera el divorcio. Ahora, el intérprete no sólo ha reconocido esta relación sino también ha desvelado que Oksana está embarazada. "Pues bien, en efecto, ya son ocho. Creo que se puede decir que soy 'Octo-Mel'", bromeó Mel Gibson en el famoso programa de Jay Leno en la NBC. Sin embargo, parece que el protagonista de 'Braveheart' no sabía nada de la buena nueva cuando firmó los papeles del divorcio de su esposa, que ya conoce la noticia de la futura paternidad de su ex marido, al igual que los siete hijos que tienen en común. Así las cosas, parece imposible una reconciliación de la pareja, que llevaba casi treinta años casados. Por el contrario, el divorcio de Sean Penn y Robyn Wright se ha quedado en un amago tras retirar el actor la demanda.

En la crónica nacional, las infantas Sofía y Leonor han sido las protagonistas de las revistas del corazón. Las hijas de los Príncipes de Asturias asistieron, al igual que el resto de la Familia Real, a la Primera Comunión de Juan y Pablo Urdargarín, que se celebró el pasado 23 de mayo en el Convento de Los Padres Capuchinos de Barcelona. Como es habitual, las pequeñas mostraron su cara más simpática y dulce, haciendo las delicias de todos. Sofía se escapó de la foto oficial, lo que provocó que su padre, don Felipe, saliera detrás de ella para cogerla y devolverla al posado. Después fue su hermana quien se ocupó de ella y le mostró su cariño, agarrándola de la cara y acariciándola. La Reina se mostró encantada con la compañía de todos sus nietos, a los que les dio caramelos para celebrar este gran acontecimiento en la Casa Real.