Lindsay Lohan: "Estoy en el peor de los infiernos"

LOS ANGELES, 8 (OTR/PRESS)

La intención de Lindsay Lohan era que las revistas sólo hablaran de su trabajo, pero con lo difícil que está siendo su ruptura con Samantha Ronson -que sale por capítulos en los kioscos- la joven lo va a tener difícil.

Por este motivo se ha lanzado ella misma a relatar algunos de los detalles de esta separación que está siendo muy traumática para ella. "Estoy en el peor de los infiernos", asegura en una entrevista a 'US Magazine' en donde habla por primera vez de este tema.

Primero saltaron los rumores y luego ella misma lo confirmó en 'Twitter'. Su romance con la DJ había terminado y no había sido, precisamente, de mutuo acuerdo. Las antes amantes ahora no se hablan y la familia Ronson se ha metido por el medio, llegando a pedir una orden de alejamiento contra la actriz.

Todos estos episodios están mermando las fuerzas psicológicas de Lohan, que asegura estar mal anímicamente, sentirse "sola" sin su novia e "impotente" por no poder hacer nada. No ha sido una entrevista al uso. La publicación norteamericana explica, en una información recogida por otr/press, que el reportaje se realizó a través de mails y llamadas telefónicas entre la redacción y la intérprete.

En estas conversaciones, la joven se mostró muy agitada y llegó a ponerse a llorar relatando cómo sucedió todo. "Fue la peor noche de mi vida", comenta a la redactora sobre el día en que la pareja decidió que todo se terminara. Según ella, ésto ocurrió el viernes y sólo un día después su ex novia estaba cambiando las cerraduras de la casa que compartían.

Pero la intención de Ronson de mantener a Lohan a distancia no se limitó a eso. La protagonista de 'Chicas malas' explica que la DJ ha contratado a varios guardaespaldas para que ella no pueda entrar en los locales en los que trabaja pinchando música cada noche. "No soy una mala persona y esto es lo que pasa. Me criaron para tratar bien a las personas y estoy agotada con todo este drama", dijo.

Y es que, para ella, este romance ha sido un cúmulo de problemas desde su inicio. "Todo el mundo se volvió en mi contra. Soy una chica de 22 años que está enamorada. Me sentí como que estaba en 'Chicas malas', pero peor, porque esa era una película", apuntó. Durante estos últimos dos años, que ha durado su relación, Lindsay ha tenido que ponerse en contra de su propia familia, mientras que los padres de su novia no la querían.

"Estoy muy herida. Toda la situación es enfermiza", concluye la entrevista, asegurando que con sus declaraciones quiere poner punto y final a este triste capítulo de su vida.